jueves, 4 de septiembre de 2008

Roma : La ciudad de los zapatos eternos



Maestros del calzaturificio
La ciudad de Roma está llena de secretos. Este lugar de privilegio rodeado de colinas junto al río Tíber estuvo habitado durante tanto tiempo, que va sumando sorpresas a su paisaje. Bajo la tierra hay templos antiguos y catacumbas .Sobre ella, hay avenidas rematadas por sublimes edificios y basílicas, columnatas fastuosas y escalinatas que parecen la escenografía de una ópera. Y entre todo eso, maravillosas zapaterías.
Roma fue construida pensando en grande, para impactar a lo largo de los siglos. Y quizás haya sido este ánimo de impactar la que hizo que Italia sea cuna de la moda y el diseño. Combinando moda y diseño,vemos el mejor calzado del mundo.
Ya desde época de los antiguos romanos hubo una cierta obsesión con el calzado. Es que no se forjan imperios gigantes sin buenos zapatos para invadir continentes. Desde épocas precristianas, los romanos dejaron constancia en sus escritos de su variedad de zapatos, desde las botas cortas llamadas calcamen , sus botas largas hasta la rodilla llamadas calceamentum, el calzado de mujer llamado calceoli muliebres , las botas de nobles llamadas calcei patricii, las de jinetes llamadas calcei equestrii o los zapatos de los aristócratas, del cuero más fino y siempre rojos, llamados mulleus. La misma palabra “calzado” viene de la palabra latina calx, que significa talón. Y de esta misma palabra deriva calcio, la palabra italiana que designa al puntapié …y al fútbol.
Durante el imperio romano el calzado bueno era el mayor rasgo de nobleza porque sólo se usaban zapatos para salir y porque a los esclavos se les prohibía usar zapatos. Por ende, usar zapatos era cosa de nobles y poderosos, y cuanto mejor era su calzado, más prestigio le daban a quien lo usaba. Este es el motivo por el cual en ninguna parte del mundo se encuentran mejores que en Roma.
La via delle scarpe
Siempre es buen momento para ir a Roma . En verano las calles se llenan de puestos de flores y vendedores ambulantes de frutas en rodajas, para refrescar el paso. Las fuentes nos brindan frescura y node deleitan con antipasti en un giardino bajo la frescura de una frondosa parra.
En invierno, Roma se llena de damas envueltas en soberbia elegancia y a cada paso podemos entrar a saborear capuccini reconfortantes mientras recorremos la ciudad que huele a castañas tostadas- marroni- que compramos al paso.
Encontrar buenos zapatos en Roma no es un reto, sino lo más facil del mundo . Toda la ciudad rebosa de buenos zapatos, ya sea en las grandes tiendas como Bata o Bally, o los shoppings tradicionales como Standa o La Rinascente. Pero la ruta del zapato exclusivo es otra : la que vamos a recorrer.
Partiendo de Piazza Venecia- donde está el imponente Monumento a Vittorio Emanuelle - comienza la arteria principal de Roma, la Via del Corso, que recorre veinte cuadras antes de llegar a la Piazza del Pópolo.
Esta Via del Corso es el centro neurálgico de la moda italiana, en tiendas alojadas en palacios del 1500. En la esquina de Via del Corso y Piazza Venecia está el Palazzo Bonaparte, donde murió Laetitia, la madre de Napoleón. Pero la parte más exclusiva comienza a mitad de recorrido, girando por Via Frattina en dirección a Piazza Spagna. En esta calle, junto a su paralela Via Condotti, se reúnen los mejores locales del alto calzado artesanal. Encanbtadores cafés que invitan a hacer una parada para beber un tonificante ristretto, un frullatto o un gelatto y entretenerse mirando a la gente pasar.
Las afamadas marcas Gucci, Cervone, Fendi, Trussardi, Ferragamo, Fratelli Roselli, Bruno Magli, Beltrami, Raphale Salato, Guido Pascuali, Campanile, Borino y Dominici- entre otras casas de alta costura de cuero - se unen aquí , al lado de otros comercios quizás no tan conocidos pero aún más exclusivos, como Albanese, Petrocchi o Rampone , que hacen los zapatos a medida y a gusto del cliente.
La Dolce Vita
Pese a que Chanel, Vuitton y Jimmy Choo son las marcas de prímera línea más famosas por tener sede en Nueva York – lo que hace decir a la horrorizada Carrie - de “Sex and City” “¡Gasté 40.000 dólares anuales en zapatos …y aún no tengo casa propia!”- , quien quiere buenos zapatos los comprará en Roma. Y por eso , si comenzamos nuestro recorrido en Via del Corso, en el número 14 podemos maravillarnos ante la vidriera de Dominici ( ex socio de Fausto Santini) con modelos tan atrevidos como juveniles, donde se despliega una osadía de pompones, pieles, cadenas y galones que dan aires medievales a botas ultramodernas con diseños que derrumban lo imaginable.
En Charles, en Via del Corso 109, tiene pespuntes hecho a mano que los convierten en obras de arte para los pies.
Casucci & Scalera , en el 483 de Via del Corso – es sólo uno de sus cinco locales romanos – nos deslumbra con combinaciones de cueros de distinto color que dan a sus refinados zapatos un toque audaz.
En Via Frattina 120, Fausto Santini despliega zapatos extravagantes en un local absolutamente blanco, donde el color lo ponen las creaciones que son un derroche de imaginación. No son baratos, pero cerca del Coliseo, en Via Cavour 106, se consiguen las colecciones Santini del año pasado… a mitad de precio.
En Via Frattina 22 , Pollini tiene elegantísimos zapatos para ambos sexos.
Tod's s , donde compran los italianos que marcan tendencia , tiene pares de supersoda y está en la planta baja del Palazzo Ruspoli del siglo XVI, en la Via Fontanella di Borghese 56.
Fratelli Rossetti, en via Borgognona 5, combina con delicioso buen gusto un diseño clásico con detalles originales.
Los zapatos de Miu Miu, en Via del Babuino 91, son el must para la juventud aristocrática europea, y -aunque sus precios son exorbitantes-, vale la pena cruzar Piazza Spagna para ver sus diseños atrevidos.
Los más exigentes querrán visitar Via Condotti 65 , donde las vidrieras de Ferragamo nos muestran lo mejor del calzado tradicional italiano. Al lado de Ferragamo, en el 80 de la Condotti , Testoni exhibe ultrarefinados zapatos de gamuza y de cuero de ternero, junto con la cartera que ya es un item de colección : la “turtle bag” de tientos entrelazados, ideal para llevar a un partido de polo.
Este es el momento justo para entrar al Antico Caffe Greco, un café- museo de más de dos siglos , en via Condotti 86, donde el descanso lo dan los sillones de terciopelo rojo que en otro tiempo brindaron descanso a Goethe, Byron,Franz Liszt y hasta a Buffalo Bill en su paso por Roma.
Alrededor de Piazza Spagna también hay buenas zapaterías, con vista a las escalinatas de la iglesia Trinitá dei Monti donde año a año se realiza el desfile de modas tradicional donde han participado Valeria Mazza, Naomi Campbell y Claudia Schiffer. De aquí parte la ultrasofisticadaVia Margutta- alfombrada - la calle ideal para comprar camisas y corbatas de seda, y entrar a sus anticuarios que muestran maravillas de todos los tiempos. Si llega la noche, podemos cenar en uno de los mejores restaurantes de esta zona: el Ristorante alla Rampa en 18 Piazza Mignanelli, donde la pasta es casera y hay un buen carpaccio y un mejor ossobuco. El tiramisú es excepcional y la carta de vinos muy completa . Es muy recomendable por su ambientación con balcones floridos y ropa colgada al estilo Nápoles que le da un clima alegre y romántico a la vez. Y El precio promedio es de 40 euros por persona, muy poco por tanta calidad.
Muy cerca de aquí está la Piazza Campo dei Fiori, de estilo muy medieval, donde sirven los mejores ñoquis del mundo. Aquí fue quemado por hereje el filosofo Giordano Bruno en el año 1600. Las casas de la plaza son antiguas pensiones que fueron propiedad de una dama patricia que fue amante del papa Alejandro Borgia. Ella misma decoró una esquina con su escudo familiar, el de su marido… y el de su amante.
En torno a la Fontana di Trevi tambien hay más zapaterías que para la temporada 2008 proponen la audacia de tornillos fijando placas de plástico multicolor que aventuró Balenciaga , junto con diseños que combinan piel animal con lineas futuristas, extravagante mix de neardenthal con era espacial. Claro que los grandes disegnatori apuestan al zapato sexy, al que hace sentir a la mujer más mujer .En esta gama vemos los sensuales stilettos- llamados scarpini en Roma- con taco aguja y escote, que tiene mayor demanda en el mismo color rojo de los nobles mulleus romanos.
Ya que estamos en la Fontana di Trevi, arrojamos la moneda a la fuente esperando regresar . Porque aún queda mucha Roma por recorrer.
A Roma se la puede recorrer con el Metropolitano – el subterráneo- que se ahorra el caos de tránsito. Pero en verdad es un crimen viajar bajo tierra, con todo lo que hay que ver en esta ciudad. Mucho mejor más recomendable es caminarla con zapatos cómodos y eternos, como la misma Roma.
Por qué son tan famosos
Según la revista Forbes, los zapatos más caros del mundo- 14.000 dólares el par de botas de cocodrilo- son los del diseñador canario residente en Nueva York Manolo Blahnik , que se hizo famoso por su amistad con Gloria Vanderbilt, editora de Vogue durante décadas. Pero hasta la misma revista Forbes afirma que los mejores zapatos son los italianos por una simple razón : Italia tiene las mejores curtiembres del mundo. Desde hace siglos los italianos saben qué hacer para convertir al cuero en algo semejante a una tela suave. Su bien ganado prestigio hace que el Made in Italy sea garantía de que no nos quedaremos con un taco roto en medio del baile y sí con un modelo único que durará décadas.

KING¨S ROAD; LONDON : Super British Street


La antigua calle del rey Carlos II siempre fue protagonista en Londres, sea como centro bohemio, reducto hippie, barrio punk o lo que es hoy : el paseo de compras de ricos, nobles y famosos.
Una calle protagonista
Londres logró pasar de ser la capital de imperio británico a convertirse en una ciudad llena de inmigrantes que se sienten como en casa, sin perder un ápice de sabor local. Aunque en la ciudad ya no se vea a nadie pasear con traje de Príncipe de Gales, paraguas y bombín, en ella conviven en total armonía hindúes, pakistaníes, tailandeses, sauditas y mexicanos, y aún conserva su impronta tradicional, que hace que uno sepa que no podría estar en ninguno otro lugar, sino en la ciudad del Big Ben , donde la banda militar toca canciones de los Beatles en el cambio de guardia.
¿Qué tiene Londres que no tenga otra ciudad? En primer lugar, es tremendamente verde, aun en pleno invierno. Hay parques y jardines a cada paso. Las calles son siempre arboladas y proliferan los puertos de flores. En segundo lugar, es una ciudad a escala humana: los edificios son accesibles, puertas y ventanas son pequeñas, y hasta los department stores (grandes galerías comerciales) tiene proporciones que invitan a recorrer cada rincón, sin abrumar al paseante con dimensiones faraónicas. En tercer lugar, Londres siempre huele bien. Desde los stews (guisos) del mediodía, pasando por los pastries del five o´clock tea, siempre hay un aroma tentador que nos invita a probar algo. En tercer lugar, a las siete de la tarde hay que entrar a un Pub a probar uno de los cientos de tipos de ales ( cervezas ) que relajan del ajetreo del día. Y además, en ninguna otra lugar del mundo hay una calle con tanto encanto y tanta historia como King´s Road, la calle más exclusiva de Chelsea, el barrio más fashion de la ciudad más cara del mundo.
The King´s Road siempre tuvo algún tipo de reputación especial que la distinguió del resto de Londres. La calle corre paralela al Támesis, desde Sloan Square ( a metros de Victoria Station , y a pasos del Palacio de Buckingham) hacia el sudoeste hasta World´s End - el Fin del Mundo- antes de convertirse en New King´s Road cuando el Putney Bridge . Debe su nombre a que era la carretera privada que usaba el rey Carlos II ( ver recuadro) , para ir del Palacio St James hasta el palacio de Hamptons Court- inaugurado por Enrique VIII- pasando por The Kew, o Reales Jardines Botánicos . El palacio St James fue residencia de los reyes hasta que un incendio en 1809 lo destruyó, por lo cual el rey George III debió mudarse a Buckingham House, mudanza que la reina Victoria oficializó en 1837 convirtiendo a Buckingham en Palace. Ahora, St James se usa solo para bodas y recepciones reales.
Con el paso de los siglos, King´s Road se hizo famosa por ser la columna vertebral de Chelsea, un barrio de rica historia. Su nombre viene del antiguo asentamiento sajón Cealchyoe, que significa “puerto de tiza”, elemento abundante en la región al que le debe Inglaterra su nombre latino de Albion , “ blanca” , ya que lo primero que se divisa al llegar a Inglaterra por mar son los blancos acantilados de Dover, ricos en piedra caliza (tiza).
Antiguamente en Chelsea había una mansión campestre adquirida por Enrique VIII en 1536. Allí vivieron dos de las esposas del rey, entre ellas la princesa Isabel ( quien luego seria Isabel I) . Otro vecino célebre fue San Tomás Moro- el único abogado mártir, proclamado santo patrono de los gobernantes y de los políticos en 2000. Una estatua recuerda al notable autor de la palabra Utopía, cuya valiente enfrentamiento con el totalitario Enrique VIII lo llevó a la historia…a costa de ser decapitado.
En el siglo VII, Chelsea empezó a llenarse de palacios cuyos dueños querían vivir cerca del rey. Sin embargo, al estar aún en las afueras de Londres se la consideraba como el “mercado jardín” de la ciudad. Recién en el siglo XIX la ciudad fue absorbida por la capital, y su calle principal perteneció a la burguesía. Con el tiempo fue invadida por artistas que le dieron un carácter bohemio a principios de nuestro siglo. King´s Road pasó a ser el barrio hippie en los ´60, eñ reducto punk en los 90 , la zona de los elegantes hipsters – artistas de vanguardia- luego, para ser hoy una calle con lo mejor de la moda europea. Siempre fue un barrio bohemio lleno de pintores, como J.M.W. Turner, James McNeill Whistler, William Holman Hunt y John Singer Sargent. Vivieron aquí escritores como Jonathan Swift George Meredith, Algernon Swinburne, Leigh Hunt, Virginia Woollf o Thomas Carlyle, cuya casa en 24 Cheyne Row data de 1708. La casa de la famosa actriz shakespeareana Ellen Berry está marcada con la típica placa azul que marca los sitios históricos. En el cementerio de la Vieja iglesia Todos los Santos en Chelsea yacen más vecinos prestigiosos como Sir Hans Sloane (1753)- quien trajera el choclate a la empresa Cadbury por primera vez, en el siglo VII -; el poeta real Thomas Shadwell(1692) o Francis Thomas, director de la famosa fabrica de porcelana de Chelsea, abierta hasta 1769 y luego mudada a Derby .Los Beatles , Los Rolling Stones y Kylie Minogue fueron vecinos ilustres de Kings Road . Madonna, Cher y Michael Caine son clientes habituales de sus tiendas.
Sólo para exigentes
King´s Road fue una calle privada hasta 1830. Sólo la gente bien relacionada conseguía un pase para transitarla. Hoy, la gente bien relacionada compra en sus tiendas donde nada es imposible de conseguir, aunque los paseantes modernos solo quieran ver los cuarteles centrales de los más famosos equipos de fútbol de la región: el Chelsea y el Fulham, hoy ambos en el mismo barrio.
Su encanto actual reside en que tal vez ésta sea la única calle del mundo donde los diseños más vanguardistas se codean con los antigüedades más codiciadas. Tiendas de decoración modernas como Habitat, Heals y Bluebird, nacidos en Kings Road y con sucursales en todas partes- se mezclan con anticuarios que exhiben piezas únicas desde Sloan Square hasta Pimlico Road
Toda la zona pasó en los últimos años por el proceso de gentrification -aristocratización - , un término creado por la socióloga británica Ruth Glass en 1964 para explicar el proceso en el cual un barrio alternativo se ve invadido de artistas que lo ponen de moda hasta convertirlo en un sitio de vanguardia y tan caro que obliga a sus habitantes originales a mudarse a sitios más económicos
A fines de los 80´s, los góticos se mudaron Camden Town y los hippies a Notting Hill, quedando en King´s Road una floreciente elite chic de visitantes y vecinos que pueden darse todos los gustos y cenismo que se pueden dar todos los gustos, donde uno no solo sabe que compra lo más modernos del momento, sino que respiramos historia a cada paso. Algunos de sus comercios son instituciones con siglos de trayectoria como los mercados de antigüedades de King´s Road y los comercios de los nuevos creadores británicos de Sloane Street , junto con la alta joyería se concentra en Hatton Garden.
Una gran parte del barrio de Chelsea y de Knightsbridge es propiedad del octavo Conde Cadogan, Charles Gerald John Cadogan, un hombre que a los 69 años posee una de las mayores fortunas de Gran Bretaña, siendo la 216 persona más rica del mundo según la revista Forbes. Fue presidente del club de fútbol Chelsea en 1981, y es el dueño de la plaza Cadogan, para el uso de la cual cobra una membresía a los vecinos. Las propiedades en esta zona se cotizaron un 19% más entre 2005 y 2006, especialmente sobre Milner Street , por su cercanía con Cadogan Square.
Una milla de tentaciones
Desde Sloane Sq hacia el oeste, King´s Road es una sucesión de negocios para sucumbir a la tentación. En su nacimiento se destacan los fastuosos edificios del Royal Court Theatre y la tienda Peter Jones , creada en 1877 como una de los primeros edificios con frente de cristal y luz artificial.
A partir de ahí, se suceden una tras otras refinados comercios como la joyería Toiffaby & Co y las sofisticada boutiques masculinas Gieves & Hawkes y Bramford & Sons. Cruzando la Duke of York Square en Space NK Apothecary se encuentra la mayor variedad de productos de belleza importados de todo el mundo. En la misma cuadra nos deslumbran los escaparates de la joyería vanguardista Tateossian , que exporta belleza al resto del planeta . Le sigue la enorme tienda femenina Jigsaw , con su sucursal más aristocrática . En el número 33, en Ateseta , se encuentran las mas finas camisas de seda italiana , mientras que la elegante Kenneth Cole tiene los mas finos accesorios de moda para ambos sexos.
En la mitad del recorrido, lo que hoy es un Mc Donalds fue durante siglos la farmacia Chelsea, luego convertida en un pub, y luego sitio de la famosa boutique Sex, inaugurada por el productor del grupo de punk rock Sex Pistols , Malcolm McLaren junto a su esposa Vivienne Westwood .
Los más vanguardistas y glamorosos diseños de joyas se encuentran tanto en Folli Follie como en Mikel. Tanto en L'Occitane, como en Holland and Barrett están las mejores selecciones de productos naturales para salud y belleza, mientras que Lush se especializa en velas, esencias, perfumes y fragancias para ambientes. A pasos de allí L K Bennett despliega zapatos de diseño único, junto a la tradicional megatienda Marks and Spencer, cerca de The Pier, que muestra lo último en decoración del hogar.
Después de semejante deleite para la vista nada mejor que tomar una cerveza en The Chelsea Potter antes de admirarse con las antigüedades de Anticuary, el mercado donde 70 especialistas del vintage venden porcelanas, cristales y bronces de todas las épocas.
Los más clásicos quedarán hechizados con las propuestas de Jack Wills- la marca británica más aristocrática en ropa - , mientras que en Jaeger encontrarán ropa de estilo más moderno. Cruzando Flood St impactan la tienda de equipos de música de Bang & Olufsen, y los zapatos y carteras de Un Dimanche A Venise. Del otro lado de Manor Street se despliega la gigantesca juguetería Daisy and Tom. Además hay que dedicarle un rato a husmear joyas , accesorios y ropa vintage de marca en Steimberg & Tolkien , donde podemos encontrar auténticos Pucci, Dios, Balenciaga y hasta la famosa minifalda de Mary Quant, igualita a la que usaba Twiggy durante el Flower Power y al década Pop .
El paseo impone un descanso en el jardín cervecero de Henry J Beans, el mayor de Londres, antes de pasar por la Northcote Gallery o el Kings Road Gallery – una extensión de la original Art House en Hong Kong-, donde compran sus cuadros los famosos.
En el tramo luego de Paultons St vale la pena entrar a ver las colecciones de tarjetas de Paperchase, y en el que sigue al cruce con Beaufort St son imperdibles las trufas y los helados de Rococo Chocolates. Pero si después de pasar frente a centenares de vidrieras vistosas solo tenemos u rato para una cosa más, vale la pena entrar a Leyland SDM, la más elusiva casa de decoración, con un muestrario permanente de más de 10000 productos para el gusto de los que no se privan de nada y llevan una vida de reyes .
Pasaron los siglos y King´s Road sigue tan viva como cuando pasaba Carlos II de palacio a palacio. Robert Fraser, el galerista de arte moderno más pionero de todos, dijo en el numero de abril de 1966 de la revista Time que hizo historia : “ Londres tiene algo indefinible que hace que todo el mundo quiera venir aquí”. La nota se titulo “ Swinging London” y desde entonces los locos ´60 londioneneses se siguen recordando como ewl “ Swinging London” de Mary Quant, la minifalda, los Beatles , Twiggy y King´s Road, la más real de las calles, por realeza y realidad.

Carlos II: el caprichoso rey que le dio su nombre
Charles II propietario de King´s Road, reinó desde 1649, retomando la monarquía luego de que su padre fuera ajusticiado y reemplazado por una república comandada por Oliver Cromwell .Entre sus medidas originales, se recuerda la de nombrar George Downing - el constructor de la casa de 10 Downing St, morada de los primeros ministros - como tesorero real para que tener acceso a las cuentas del tesoro. En 1692 se casó con la princesa portuguesa Catarina de Braganza, quien aportó a la corona británica como dote los territorios de Bombay y Tánger. Esta muchachita portuguesa fue la responsable de que los británicos adoptaran su propia bebida favorita - el exótico té que los portugueses habían traído de la India- como la que luego fuera la más tradicional bebida inglesa.
Ligero con el dinero (por algo le decían Carlos el Alegre) el rey vendió las costas de Dunquerque a su primo el rey francés Louis IV por 40 mil libras esterlinas. En 1663 regaló a ocho nobles las tierras norteamericanas de Carolina – así llanadas en su honor - como agradecimiento por ayudarlo a recuperar el trono. Tres años después le tocó enfrentar la terrible plaga de peste bubónica que mató a 7000 personas por semana .En 1666 le tocó otro flagelo: Londres sufrió un incendio que consumió a casi 14.000 viviendas y 87 iglesias, incluida la Catedral de St Paul . Pero nada de eso le quitó entusiasmo, y mandó a su arquitecto de confianza, Christopher Wren a reconstruir la ciudad en un estilo renacentista que poco tenía que ver con el Tudor original. Dos años después vendió a Bombay por diez libras esterlinas. Tuvo decenas de hijos con damas de la corte, de los cuales solo reconoció a 14. Se sabe que tanto la fallecida Princesa de Gales, Lady Diana Spencer, como la Duquesa de Cornwall , Camilla Parker Bowles, son descendientes de hijos ilegítimos de Carlos II. Por lo tanto, el príncipe William será el primer descendiente de Carlos I en llegar al trono en tres siglos. En el Royal Hospital de Chelsea – mandado hacer por el rey para soldados en 1681-, a metros de King´s Road, se encuentra una estatua de Carlos II vestido como un senador romano: un estilo mucho más moderno y democrático que el que muestran sus retratos, con esos complejos jubones barrocos y las largas pelucas empolvadas tan en boga en su época.

Afrodisíacos : Bocados pasionales

¿ Mito o realidad?
Sexo y comida nos atraen con igual intensidad. A un plato rico uno se lo come con los ojos, y a un amante deseado, también. Por eso, comer cosas deliciosas junto al ser amado es un placer doble. En el intento de sostener esa pasión, aumentar el deseo sexual y asegurar largos momentos eróticos, culturas de todos los tiempos han buscado sustancias, condimentos e ingredientes que aumentaban, estimulaban o potenciaban el deseo sexual. Se trata de los famosos afrodisíacos, bautizados así por los antiguos griegos en homenaje a Afrodita , la diosa del amor. Pero mucho antes de los griegos, los afrodisíacos eran mencionados en recetas apuntadas en papiros egipcios cuatro mil años antes de la era cristiana. Los escritos sagrados hindúes confieres poderes mágicos a perfumes como el musk y alimentos como la banana ( repleta de serotonina, la hormona del placer), mientras que los aztecas hablaban de que el chocolate incita a la pasión por ser el alimento de los dioses .Más allá del mito, está comprobado que el chocolate contiene feniletilamina, la hormona que segrega el cerebro cuando estamos enamorados, aumentando el placer sensual. Su sensual textura aterciopelada, hizo que debido al intenso placer que da comerlo, en el siglo XIV la iglesia lo considerara pecado y lo prohibiera en monasterios y conventos, porque incitaba a la lujuria.
Es cierto que hay mucho de leyenda en que ciertos platos enamoran y dan potencia sexual. Pero también hay demasiada evidencia real de que los afrodisíacos tienen efectos comprobables. Todo alimento que agasaje a los sentidos es un poderoso estimulante del deseo sexual, y algunos funcionan de manera indudable.
De feromonas, aromas y comer con los dedos
Casi todas las especias tienen propiedades vigorizantes. Pero lo más afrodisíaco es el hecho de que quien prepara o encarga cocina afrodisíaca ya ha tomado la decisión de conquistar al otro. Por eso, su cuerpo ya está emitiendo feromonas- un perfume imperceptible que indica al otro que una persona es sexualmente accesible-, aún antes de probar las voluptuosas delicias.
Las comidas más exóticas y diferentes – igual que el amor – nos hacen sentir que la vida ha cambiado, poniendo pimienta en nuestra vida. Un plato afrodisíaco debe despertar nuestros sentidos, tener consistencias sensuales, cremosas, jugosas, y debe estar cortado en trozos pequeños para poner en la boca del otro, de modo que permita iniciar el juego erótico lamiendo los dedos amados antes de llegar el beso sensual.
Algunos condimentos tiene de por si características eróticas: se derriten en la boca, inundan los sentidos, nos energizan. Esto sucede con tres ingredientes sensuales: el curry, el chocolate y con la dorada miel, que desde hace milenios conserva su fama de poción vigorizante. Los antiguos egipcios confiaban en su poder curativo y celtas y vikingos hacían “hidromiel”, un aguardiente de la fermentación de la miel, que hizo nacer la leyenda de que la pareja que bebiera del mismo vaso se amaría por siempre, lo que dio origen a la expresión “luna de miel”.
Hay los que estimulan por su origen exótico,- como la aleta de tiburón (plato tradicional chino de los recién casados) o la flor de cactus mexicana, de aroma dulce, que coquetamente se abre sólo de noche- o por su sugestiva forma fálica, como es el caso de espárragos, apio y palta, que los aztecas llamaban a ahuactl (“testículo”). Pero los alimentos más sensuales vienen del mar: el caviar y las ostras.
Placeres legendarios
Se dice que Casanova se preparaba para sus maratones eróticas comiendo caviar y dos docenas de ostras. El caviar son huevas de esturión, un exótico pez que vive cien años y que habita el Mar Caspio. El llamado “oro negro” existe en cuatro calidades- beluga, sevruga, osetra y kaluga. - que brindan una experiencia intensa al saborearlo.Cada hueva estalla en la boca sorprendiendo con su consistencia cremosa y su sabor profundo. Pero lo que más despierta la lujuria es que el caviar es lujoso, escaso y caro, por lo cual los zares rusos también lo llamaban “alimento de los dioses”. Las “perlas negras” marca Petrossian Imperial Special Reserve Persicus cuesta U$S 1200, y su brillo y textura hace que te enamores de quien te considere tan especial como para agasajarte con el exquisito bocado.
Siempre sinónimo de lujo, refinamiento y sensualidad, el sabor delicado y la tierna textura de las ostras han hecho leyenda entre fenicios, griegos y romanos, como el mayor afrodisíaco del planeta. Su prestigio nace de que son ricas en zinc y de que, como tienen la capacidad de cambiar varias veces de sexo, permiten experimentar los placeres desde el lado masculino y el femenino. Pero su fama de alimento sexy se debe a cómo se comen: crudas y sorbiéndolas de la valva, que es quizás la más sensual de las experiencias culinarias, debido a su parecido a un largo beso mojado o a la intimidad del sexo. Aprovechando esta fama, un australiano crió una cepa de ostras alimentadas con Viagra que le hicieron millonario vendiéndolas enlatadas, combinando así al afrodisíaco mas antiguo junto al mas moderno.
Suculento, exótico y que agrade a los cinco sentidos son los requisitos del verdadero plato afrodisíaco. La presentación de mesa, el entorno y la música hacen el resto, junto a un toque de alcohol- de preferencia, champagne – que propicie la entrega al juego sensual abre las puertas del deseo.
Más allá de cómo funcione la magia de los alimentos afrodisíacos, lo importante es que logre lo mismo que nos produce un buen amante: siempre nos deja con ganas de más.
( Publicado en BeGlam , 2008)

SUIZA: Perfecta y dulce como el chocolate


Pequeña pero completa
Definir a Suiza como un paraíso terrestre puede resultar banal. Pero no hay otra manera de definirla. Antes del aterrizaje, vemos algo diferente: sus ciudades parecen hundidas en valles cerrados entre imponentes picos alpinos. Parece imposible que haya ciudades entre esas montañas gigantes. Desde el aire, las casitas parecen a merced de rocas gigantescas. Pero basta aterrizar para ver que sus habitantes saben lo que hacen. Los suizos son trabajadores rudos y esforzados, No fabrican nada que no sea de excelente calidad
, de queso a puntillas, y desde termómetros a turbinas. Son seres obsesionados con la perfección y la precisión. Por eso se los conoce como maestros chocolateros y relojeros, o legendarios inventores de esas cortaplumas famosísimas donde todas las herramientas caben en un bolsillo. Al igual que esas cortaplumas, Suiza es un país pequeñito pero sumamente útil, que tiene de todo.
Ubicada justo en el corazón de Europa. Suiza es un país que tiene algo de cada uno de sus vecinos Italia, Francia y Alemania. Locos pos la democracia y la independencia, este país sin ejercito tiene habitantes que hablan cuatro idiomas oficiales. Todo esta organizado hasta la exasperación: cuando un tren anuncia que parte a las 16: 01, parte exactamente a esa hora , sin un minuto de demora . Históricamente han sabido defender lo suyo, y en las guerras han sido neutrales. El resto de Europa considera a los suizos cerrados como sus valles. Pero es este conservadurismo el que mantiene a este país siempre con un sabor local y único, que en cierto modo hace que ser “suizo” siga siendo sinónimo de perfección absoluta.
La elegante Ginebra
Ginebra es la ciudad pequeña de la sede de las Naciones Unidas y de la Cruz Roja Internacional, al borde del lago de Ginebra que se caracteriza por su chorro de agua (Jet d'eau) visible desde cualquier lado. Rodean al lago parques arbolados y mansiones espectaculares de arquitectura de más de dos siglos. Es la ciudad relojera por antonomasia ( ¿qué buen reloj no tiene su nombre grabado en el cuadrante? – y por eso es la elegida para realizar la feria mundial de joyería y relojería que organiza el grupo Richmond, alojando a los invitados en el espectacular hotel Mandarín Oriental, con un estilo que combina lo oriental, exótico y fastuoso, con la practicidad suiza. Tranquila, silenciosa, muy sofisticada, Ginebra nos ofrece paseos en barco por el lago y recorridos por su centro comercial, lleno de vidrieras donde las joyas más fastuosas se codean con las novelas traducidas la francés de un argentino mundialmente famoso cuyos restos descansan en esta ciudad: Jorge Luis Borges.
Basilea impecable
Comenzando el trayecto por la capital suiza, entramos a Basilea, una ciudad que tiene algo de Francia y algo de Alemania ,a orillas del río Rhin, que se desplaza caudaloso como ufanándose de ser uno de los ríos más importantes y transitados de Europa . Basilea es la segunda ciudad suiza después de Zurich, y se nota. A lo largo del río se extienden majestuosos edificios, museos para todos los gustos y puentes de mil años.
Esta ciudad es uno de los mayores centros de ferias internacionales, la cuna de los grandes laboratorios medicinales suizos y la ciudad histórica de los humanistas.
Barcos de paseo se mezclan con buques de carga que desplazan por Suiza y Alemania cargas destinadas a las importantes industrias de la zona.
Sin embargo, pese a que se trata de una ciudad industrial, ya que en ella están instalados los más grandes laboratorios farmacológicos y químicos del mundo, el aire en Basilea es límpido y claro, y en él aún se oyen los trinos de ruiseñores con el susurro de los suizos al hablar. Aquí nadie levanta la voz, ni pega un grito y pareciera que tocar bocina estuviera penado por la ley. Los suizos son muy respetuosos, y siempre cuidan no hacer nada que pudiera molestar a los demás. En las calles de Basilea no se ve un sólo papel tirado en el piso, y nadie pasea a su perro sin la respectiva correa bien tirante.
Las vidrieras son un placer para la vista. En Suiza no existe el mal gusto, y hasta las fiambrerías están decoradas con tan buen gusto que parecen una "boutique del fiambre" con chacinados de alta costura.
Basilea está hecha a la medida del hombre. Debido a que sus 27 museos convocan a miles de turistas cada año, la ciudad ha preferido sacrificar lugares de estacionamiento para hacer plazas y cafés en la calle, y convertir zonas de tránsito en verdaderas avenidas peatonales. En sus museos se pueden apreciar más de 3.000 obras de arte de los mayores pintores de la historia, desde Holbein el Joven hasta Picasso, Kandinsky y Mondrian, además del cáliz de Lutero, la flauta traversa de Beethoven, esqueletos de dinosaurio y una autobomba a pedal para cuatro bomberos de piernas fuertes.
Los autos duermen en la penumbra de los parkings subterráneos. Las antiguas calles están hechas para mirar vidrieras, cruzar las animadas plazas, y tomar una rubia cerveza a la luz del sol.
El Rhin corta a la ciudad por la mitad. De un lado está la "Pequeña Basilea", con el "Pfalz" coronado por la catedral gótica del siglo IX y rodeada de elegantes edificios góticos y neoclásicos de la época. La antigua puerta de la vieja muralla medieval que rodeaba la ciudad en épocas feudales sigue en pie , ahora atravesada por el tranvía. En los planos, aparece con el nombre de Spalentor .Aquí se destaca el edificio del Ayuntamiento - Rathaus - , construído en 1504 en piedra roja y tejas esmaltadas policromadas. Frente a él se alza el mercado callejero que expone toda clase de flores, frutas, verduras, mezclados con flores secas, trabajos artesanales, tejidos, puntillas, bordados y antigüedades de bronce, platería y porcelana. Todo lo que se vende está reluciente, limpio, brillante. Aquí nao se vende nada de mala calidad. El buen gusto y la elegancia está presente en todas partes, y eso hace que sea difícil resistirse a comprar algo. A través de seis puentes - uno de ellos de madera , construido en el siglo XI - y de tres barcazas, se puede cruzar a la orilla izquierda , sede de la Basilea moderna, zona de bancos internacionales y de la Feria Suiza de Muestras .Aquí siempre hay congresos internacionales y muestras de algún tipo, siendo los más famosos los congresos de relojería, que atraen a visitantes de todo el mundo.
Recuadro
La impactante Feria Baselworld
Una de las ferias más importantes de Basilea es BASELWORLD, Salón Mundial de la Relojería y Joyería, que se realiza anualmente desde 1917 con 2.100 expositores de los ámbitos de la joyería, la relojería y la pedrería en más de 160.000 m2 de locales donde el lujo impera en varios pisos. Muchos fabricantes de renombre de los sectores de la relojería y la joyería exponen sus productos exclusivamente en BASELWORLD. Eso ofrece la oportunidad de ver las novedades más recientes por primera vez en este salón. Entre copas del mejor champagne y delicias que se ofrecen sin cargo en los restaurantes de la muestra, se pueden apreciar algunos de los relojes más caros del mundo como la línea Limelight de Piaget que demanda 200 horas de trabajo manual en madreperla y diamantes pulidos en forma de pirámide invertida, con cierre secreto, entre los cuales se cuentan unidades de tres millones de euros. El precio no es excesivo, si se considera que un usuario de este reloj no pasa inadvertido, ya que su pulso destella pura luz. Más de 94.000 visitantes minoristas y mayoristas viajan cada primavera hacia Basilea continentes para asistir a la presentación de las más nuevas creaciones del sector de la relojería y la joyería. Algo que impacta de entrada es un acuario de pared a pared lleno de peces tropicales multicolores de los que aquí están bien lejos de su Caribe natal. Basilea es una ciudad que reúne la típica tranquilidad de los pueblos suizos, junto con una multitud de visitantes que se asombran con este lugar que combina tan bien historia con modernidad.
ALREDEDORES DE BASILEA
El "trump" - troley o tranvía - hace una extensa recorrida por la ciudad entre el centro y las zonas residenciales.El Zoológico de Basilea goza de merecida fama con cerca de 4.000 animales de unas 600 especies habitando un magnífico parque en medio de la ciudad . La terminal fluvial del Rhin constituye el "Dreilendereck": punto de las fronteras entre Francia, Alemania y Suiza, donde se pueden degustar los chucruts alemanes junto a los mejores vinos de Alsacia y la típica fondue suiza, y coronar el menú con un strudel o una torta Selva Negra como postre.
Sólo dos horas de viaje en tren separan a esta ciudad de los Alpes suizos. Y desde su concurrida estación ferroviaria parten trenes a todo Europa, así como un trencito turístico a vapor recorre el valle del Waldenburg cruzando bosques de ensueño.
Las escapadas de la ciudad nos pueden llevar a los jardines de Brünlingen y su colección de lirios multicolores, al antiguo teatro romano de Augusta Raurica, a la modernísima iglesia de Le Corbusier en Ronchamp o a pueblitos que parecen sacados de la foto de un envoltorio de chocolate , como Olten o Liestal.
En invierno, la ciudad ofrece esquí en la Selva Negra y en los Vosgos o las cimas del Jura. También están los famosos spas de agua salada de Rheinfelden , lugar apreciado para tratamientos de salud.
En verano, se práctica la equitación y los deportes náuticos en los encantadores lagos suizos. Aunque el deporte nacional es el “spaziergehen”: salir a pasear en largas caminatas por la orilla de los lagos y los bosques que aún se conservan entre autopista y autopista, con senderos claramente delimitados para que nadie ose invadir los terrenos del animal más abundante de suiza: la vaca, tan necesaria para la producción de sus excelente productos lácteos, todas relucientes, con cencerros de bronce al cuello, seguramente heredados de sus tatarabuelas.

Luminosa Lucerna
Lucerna es una ciudad señorial, con callecitas prolijas, plazas con fuentes y fachadas fastuosas. Se destaca por su enorme lago y el antiquísimo puente de madera que lo recorre y se remata por una torre que aparece en todas las postales de esta ciudad.
Hay mucho para hacer en Lucerna, como recorridos de un día por el enorme monte Titlis,-con imponente panoramas sobre la ciudad- hasta recorrer parques donde el ultimo glaciar de Europa hace 20.000 años excavó toboganes de piedra pulida por el peso del hielo en la roca viva.
Las arraigadas tradiciones suizas hacen que a lo largo de todo el año existan desfiles, celebraciones folklóricas y música en las calles. Pero la fiesta más importante es el Carnaval, y Lucerna es el lugar para disfrutarlo. Aunque parezca mentira, el carnaval suizo comienza antes que el de Río de Janeiro. Se inaugura oficialmente en Enero, cuando una salva de artillería desde el río Rhin, en Basilea, anuncia la llegada, navegando por el río, de tres figuras mitológicas que vienen para ahuyentar el invierno: el León, el Grifo y el Wilde Ma, un personaje escondido bajo un abeto y vestido con hojas y ramas. Después del Martes de Carnaval, todos los suizos salen a la calle disfrazados de payasos, arlequines, personajes medievales y animales, formando bandas musicales que recorren las ciudades a pie, compitiendo en algarabía y musicalidad y formando bailes espontáneos en cada esquina. En las noches de Carnaval - "Fasching" en alemán. y "Mardi Gras"en francés - nadie duerme porque el Carnaval de Lucerna es el más espectacular. La ciudad entera sale disfrazada a la calle a bailar y cantar en ronda al son de la música de orquestas de músicos disfrazados de osos, pastores o monigotes de cabezas gigantes.
Pese a que esta ciudad ofrece conciertos, ópera y cabarets musicales todo el año, en esos días la gente casi no entra a las salas de concierto, porque el show es gratis y está en la calle. El lago se ilumina con los fuegos artificiales, y es recorrido por barcos iluminados con antorchas y lamparitas de colores, que llevan su propia fiesta a bordo. Hace mucho frío, y se combate comiendo en la calle deliciosas salchichas y la especialidad de la región: fondue y raclette , platos de queso fundido servido con cebollines y pan, acompañado por el especiado vino caliente Glühwein, que reconforta los corazones. la fiesta sigue hasta el amanecer. Como si toda la algarabía contenida por los suizos a lo largo de un año de cortesía y sobriedad, explotara toda junta en la misma noche de Carnaval.
Nieve eterna en Interlaken
No hay mucho placerres en la vida como el de apreciar las bellezas de los paisajes suizos en un tren con el techo de cristal como el Golden Pass Panoramic que une a Lucerna con Interlaken , el sitio de esquí por excelencia. Interlaken – “entre lagos” – es la típica ciudad alpina con cabañas con ventanas llenas de flores en verano y acogedores hogares a leña en el invierno. Sus pistas de esquí proporcionan diversión para expertos y principantes, y junto a ellas es posibles esquiar o patinar en el hielo hasta altas horas de la noche. Muy cerca de Interlaken se puede visitar la maravillosa cascada de Trümmelbachfälle. Otra vista imperdible es llegar al pico más alto de esta region : el fabuloso Jungfraujoch, con trenes a cremallera que trepan la montaña por dentro, donde es posible acceder con los esquies puestos . Desde arriba, se parecían los picos nevados en lo más alto de los Alpes . El Schilthorn es otro sitio donde se pueden apreciar vistas panorámicas estupendas, y sentirnos en el mismismo techo de Europa.
Romántica Montreux
En plena Riviera del Lago Ginebra y con todo el romanticismo de la Belle Epoque, se despliega la ciudad de Montreux. Francesa hasta la médula, la ciudad está integrada por casonas y castillos encaramados unos sobre otros en calles repletas de escaleritas, todos disputándose la mejor vista al lago y las montañas. El pico más alto de esta zona, el Mont-Pèlerin, ofrece recorridos entre los bosques miradores panorámicos. En Montreux toda la hotelería y gastronomía es deslumbrante, sin que falten las boulangeries donde se ve salir al vecino con su baguette en la mano, como si estuviéramos en una calle de París. Abundan los autos de lujo conducidos por choferes, porque Montreux es sitio de residencia de los famosos. Y en el verano la ciudad se llena de gente de todo el mundo, porque en esta ciudad tiene lugar el Festival de Jazz de Montreux, un encuentro único donde no puede faltar nadie que se precie de saber de jazz, ni abajo ni arriba del escenario. Por el festival han pasado Dizzy Gillespie, Elis Regina, Ermeto Pascoal, Pat Metheny, Joe Satriani, Miles Davis y hasta el grupo de rock Deep Purple, quienes, impresionados por el incendio de un hotel junto al Lago de Ginebra que iluminó la noche, compusieron el mítico tema “ Smoke on the water” ( “Humo en el agua”), que recuerda a la bella Montreux, Frank Zappa y su grupo y al estúpido que quemó todo.
Otro recorrido memorable es la visita al castillo de Chinon, en Montreaux, que pasó distintos destinos y etapas históricas hasta deleitar hoy en día a quien lo visita haciéndonos soñar con un tiempo de caballeros y armaduras.
Un destino para todo el año
En verano, Suiza nos sorprende con modernísimos parques acuáticos, recorridos por la montaña en bicicleta o cable carril, paseos en trenes panorámicos de techo de cristal, caminatas por viñas de vinos estupendos, el mejor jazz y la mejor hotelería del mundo.
En invierno, nos espera con esquí y patinaje en el hielo en sitios tan perfectos con la simpática Grindelwald , donde se puede patinar a la intemperie en pista iluminada toda la música al ritmo de la música que uno quiera.O la sofisticada St Moritz,- que hace rato desplazó en fama a la Gstaad de Brigitte Bardot - donde la moda es de rigor, se esquía con tapados de chinchilla y sacones de zorro azul y el evento top es el torneo de polo sobre hielo o carreras de trineos en el gran lago congelado.
¿Pero por qué no escuchar a un suizo campeón mundial, nacido en Basilea, hablar de su patria? El tenista Roger Federer declaró en una entrevista televisiva para ESPN: “Uno piensa en Suiza y lo primero que le viene a la mente son los paisajes preciosos de montañas y lagos. Pero Suiza es el país ideal por varios motivos: no tiene pobreza, la gente habla cuatro idioma, todos son políglotas, todos los suizos son muy exigentes consigo mismos y hacen un culto de la precisión y es un sitio donde a media hora de la ciudad, uno está en el campo, entre las vacas y las flores.”
( Publicado en revista Bilon, 2007)

Termas de Puyehue , Chile : agua caliente como el corazón de la Tierra


Para volver como nuevo:
Lo primero que llama la atención al llegar a Puyehue es el silencio absoluto que reina en esta zona de lagos y montañas, sólo interrumpido raramente por el sonoro canto del chucao, pequeña ave andina que sólo se detecta por su trino. El valor medicinal de las aguas de Puyehue de conoce desde siempre, ya sea por el agua mineral que se embotella desde los años ´30 o por el agua termal que atrajo viajeros de todas partes. El germen del actual hotel Termas de Puyehue terminó de construirse en 1947, pero dos feroces incendios y el hecho de que el fuerte viento poipiuhue arrancara de cuajo el techo de una piscina, le cambiaron la fisionomía por completo
El paisaje de montañas, detrás de las cuales en días claros se ve la cima nevada del volcán Casablanca, cautivó a Guillermo Schiess, un inmigrante de un país diminuto (Lichstenstein) que tuvo ideas gigantes. Desde hace diez años, la familia Schiess adquirió este fundo inmenso lleno de arrayanes y ulmos con flores blancas que huelen a miel, y amplió el hotel hasta darle las dimensiones actuales: para conocerlo por completo hay que caminar un kilómetro en total. El estilo es bien montañés: piedra y madera de legendarios alerces le imprimen a sus salas una calidez única. Cada ambiente cuenta con amplios ventanales que permiten disfrutar del entorno natural y hay hogares a leña en todos los salones. Actualmente, sus cuatro pisos y 32.000 metros cuadrados tienen un ala tradicional de habitaciones tipo cabañas y un ala nueva que se inaugurará en los próximos meses, diseñada a pura madera y tonos cálidos por el arquitecto Carlos Kester y la diseñadora de interiores Paula Undurraga. Existen once salones de convenciones con capacidad para unas dos mil personas.
Lo mejor de este hotel entres bosques y praderas es su spa que tiene una piscina cubierta de aguas termales con jacuzzi y camas de burbujas, y una piscina olímpica de agua termal al aire libre. Todo con profusión de ventanales, mucha madera y plantas rodeando las piscinas. Por un corredor cubierto que se ondula dentro de un bosque de arrayanes se llega a las tinas individuales que permiten gozar de relajantes baños de barro terapéutico, baños de azufre, sales marinas y algas. Se ofrecen sesiones de masajes, fangoterapia y hay saunas y gimnasio de uso libre.
Desde cualquiera de las 52 habitaciones standard y las 80 habitaciones nuevas que alojan a un total de 300 pasajeros se puede acceder a la zona de spa por corredores donde jamás se pierden de vista las montañas, el Lago Puyehue y los frondosos bosques rodeando este idílico lugar de descanso absoluto.
Manjares junto al lago:
Al atardecer, los pasajeros se acercan al Bar “El Pescador” a saborear deliciosos tragos –el pisco sour y la vainas chilenas se imponen- acompañados por tablas de quesos de la región, parar pasar luego al restaurante “ Los Troncos”, donde el buffet muestra un enorme despliegue de frutos del mar. Cholgas, vieyras, ostiones, congrios y angulas preparadas a la perfección junto a enormes cantidades de salmón ahumado integran las opciones junto al Lomo Magallánico relleno de centolla, especialidad de la casa. La otra opción gastronómica es el recientemente abierto salón Lago Puyehue , con delicias a la carta a cargo del chef Enrique Araya, que separa cada plato con sherbets de frutos del bosque y oporto , como para estrenar paladar limpio con cada cambio de plato. A la noche se ofrecen videos, torneos de bingo y póker, y a veces se ofrecen conciertos. El salón de juegos que cuenta con mesas de ping pong , billar y videojuegos, además de un “parvulario” donde una maestra jardinera entretiene a los más chicos.
En la cabaña Refugio del Lago se sirven los famosos once (merienda, en chileno) con gran variedad de panes y kuchen (tartas) que impusieron los colonos alemanes del sur , todo con vista al Lago Puyehue. La encantadora cabaña pertenece al hotel y cuenta con ocho habitaciones con vista al lago. Hay tablas de windsurf, lanchas y botes a pedal para quienes quieran disfrutar de actividades acuáticas. Desde el muelle parte una lancha colectiva que nos lleva a recorrer parte de las 160.000 hectáreas del lago color esmeralda, para espiar las islas privadas de Cuervo y Ciervo y apearnos en la playa de la isla Cui Cui. La isla se atraviesa a pie por un sendero boscoso en el que se descubren ancestrales pinturas rupestres entre majestuosas lengas y helechos. Del otro lado nos espera la lancha para llevarnos a la isla Fresia, donde grupos de venados pastorean cerca de la playa rodeada de boyas que delimitan la zona de cría de salmónidos.
Los amantes de la pesca pueden sacar truchas y salmones de hasta 8 kilos con la modalidad de trolling .Pese a las latitudes sureñas, las aguas de este lago son cálidas y permiten la natación, tal vez por causa de que una fuente secreta de aguas termales le brinda una climatización natural .
Al regreso del paseo lacustre, Sonia y Rafa– encargados del Refugio- nos esperan con un suculento asado a punto, regado por un buen cabernet sauvignon chileno, o con una colación de sopaipillas ( tortas fritas) o un Barros Lucos (especie de tostado de jamón y queso muy popular ), servido con vista al lago y las cumbres nevadas de los volcanes. Todo esto alcanza para tener la cálida sensación descripta por el poeta Amado Nervo : “ Vida: nada me debes / Vida: estamos en paz”.
Paseos por las cumbres:
Se pueden conocer más atractivos de los alrededores por cuenta propia o en excursiones que organiza el hotel . Bicicletas de montaña , mansos caballos y minibuses son los medios de transporte a elegir para conocer distintos lugares, como las cercanas ciudades de Frutillar, Puerto Varas u Osorno, o la moderna planta envasadora de agua mineral de la zona, donde la técnica en alimentos María Eugenia es la feliz jefa , encargada de trabajar en un lugar “ harto bonito”, rodeado de flores silvestres. El hotel está rodeado de senderos para un trekking fácil que nos lleva a miradores con vistas panorámicas espléndidas. A 45 minutos de caminata se llega a la hermosa cascada del río Chanleufú que al pasar por una turbina brinda desde 1941 el 50% de energía eléctrica del hotel.
A 4 km del hotel se encuentra Aguas Calientes, un complejo de cabañas totalmente equipadas y piscinas termales en un lugar bucólico de descanso frente a la entrada del Parque Nacional Puyehue. Cuenta con juegos infantiles, restaurante y elegante parrilla, y camping junto al río Chanleufú en cuyas orillas los bañistas arman piletones donde mana agua termal sobre el lecho del río, regulando la temperatura del agua con piedras que ponen o quitan estratégicamente. El balneario cuenta con una piscina termal, fogones para hacer el asado, sanitarios y senderos de impecable limpieza donde no se ve ni un papelito en el césped. Y aunque los domingos cuesta encontrar fogones o mesas libres, el silencio y la tranquilidad reinante es total. ¿Consecuencia de la paz que infunden los baños termales?
La misma ruta U40 cruza puentes sobre cascadas y ríos de montaña a través de un túnel verde de cañas colihue y quila, y helechos gigantes con hojas de un metro de largo, mientras sorprende con una sucesión de lagos como el Lago Espejo- bordeado por blancos nenúfares en flor-, el Lago Verde y el Lago Sapo. Esta zona de “ bosque siempre verde” se mantiene así gracias a la humedad constante que brindan los 4100 mm de precipitaciones anuales . En ningún otro lugar del mundo se pueden ver tantos matorrales brillantes de fucsias en flor, aquí llamadas “chilcos”, pintando la selva de un color intenso como llamaradas.
Canelos, tepúes, raulíes, tepas y taihuenes son actuales refugios de jabalíes que – según los guardaparques del CONAF – se vienen colando por la frontera desde la Argentina , y diezmando la fauna y flora local. No es raro encontrar pumas y zorros en las regiones más altas.
A los pocos kilómetros aparece ante la vista las instalaciones del Centro de Ski Antillanca, a 1050 metros y al pie de los volcanes Puyehue y Casablanca.. Lomas ocres, rojizas y amarillos sulfurosos se extienden en el mirador de Los Mallines rodeando el negro cráter pintado de lava del volcán Rayhuén, desde donde se pueden realizar caminatas que ofrecen vistas como desde el vuelo de un cóndor. Desde la cumbre de las cuatro pistas de esquí es posible observar los volcanes Puyehue, Osorno y Calbuco, los cerros Puntiagudo, Tronador y Yate y los lagos Puyehue, Rupanco y Llanquihue. Se recomienda llevar buen abrigo, gorro y guantes de lana, aún en pleno verano.
Nada mejor que terminar el trekking con una larga zambullida en la piscina de agua termal del hotel. Curiosamente, año tras año, una clientela fiel regresa trayendo a sus hijos y hasta a sus nietos, a sabiendas de que hasta los niños más revoltosos duermen mejor y se calman gracias a la sensación de relax que los invade al estar en contacto con esta agua calentada por las entrañas de la tierra.
“Mientras el gran problema de todos los hoteles del mundo es cómo mantener siempre el agua caliente, este es el único lugar donde tenemos que enfriar el agua antes de mandarla a la red para su uso”, afirma Andrés Oñate , subgerente del hotel, risueño.
Silencio, verde, paisajes de plácida belleza es lo que se encuentra en Puyehue, un lugar ideal para olvidar el stress y sentir que tenemos todo el tiempo del mundo para no hacer nada más que lo que queramos hacer.


DATOS ÚTILES:


Ubicación :
El Hotel Spa Termas de Puyehue se encuentra junto a la ruta internacional 215 a 76km de Osorno y a 22km de la frontera con Argentina, y distante de Puerto Montt a 165km, Bariloche a 187km y Valdivia a 167km.


Cómo llegar :
En auto:
Desde Santiago o Regiones, tomar Panamericana 5 Sur hasta Osorno y continuar
Ruta Internacional 215 bordeando el lago Puyehue. (Distancia : 988km)
Desde Santiago en buses interprovinciales, salidas diarias, (viaje de 12 hrs.
aprox.).
Desde Osorno en bus, salidas cada 90 min. desde el Mercado Municipal con
destino a Aguas Calientes, bajando en Puyehue.( 40 minutos de viaje= 76 km )
En avión :
Desde Santiago a Osorno, vuelo de 90 minutos.
Transporte áereo : LAN Chile – Tel: 4378-2222/2200


Reservas :
Hotel Spa Termas de Puyehue
Ruta 215, Km 76, Osorno , X Region
Tel : (56-2) 293 6000 Fax: (56-2) 283- 1010
E-mail: hotel@puyehue.cl
Internet : www.puyehue.cl
Tarifas : De $90 a los $200 la hab. Doble , según temporada y sector del hotel, C/ desytuno buffet y uso ilimitado de gimnasio y las piscinas termales .Media pensión : $16 p/ pers. Pensión completa: $30 p/pers.
Cabañas de Aguas Calientes
O´Higgings 784- Tel : (56-2) 236-988
E mail : puyehue@ctcreuna.cl
Tarifas: Cabaña para 4 pers= $112 en Alta Temp. y $ 83 en Baja


RECUADRO :
Propiedades de las Aguas de Puyehue
Las aguas son hipo e hipertermales (24°, 60° y 75° C) hipotécnicas, oligometálicas, clorusadas, sulfatadas y sódicas.
En las piscinas el agua mantiene una temperatura promedio de 37°.
Están indicadas en patologías de vías urinarias. Esta aguas son diuréticas y
antiinflamatorias de riñón y vías urinarias: pielonefritis, cistitis, uretritis y litiasis
(piedras), gota. Son digestivas, gracias a su contenido en cloruros y sulfatos , indicadas para los casos de dispepsia de origen pancreático, biliar o intestinal (malas digestiones).Además son sedantes y analgésicas por lo que tienen indicaciones en procesos reumáticos de origen diverso: degenerativo, inflamatorio, metabólico, autoinmune, etc. Como tiene propiedades descongestivas, son útiles en procesos inflamatorios crónicos de las vías respiratorias: rinitis, sinusitis,faringitis, bronquitis, asma bronquial y enfisema. Tiene ligeros efectos laxantes y diuréticos.
( Publicada en Pagina 12, 1998)

La Nueva Quinta Avenida

De los indios Manhattans a las carteras Gucci :
Cuando se piensa en Nueva York, lo primero que viene a la mente son tres imágenes: la Estatua de la Libertad, el Empire State y la Quinta Avenida.
Pocos han llegado a la estatua. Algunos más han subido al Empire State. Pero nadie se pierde la Quinta Avenida..
Es que uno no siente que llegó a Nueva York hasta que pisa esta suntuosa calle, siempre barrida por un viento marino que nos recuerda que el Atlántico está ahí nomás.
Para ubicarnos: Manhattan es una isla en forma de lengua que lo saborea todo.
Su posición de fortaleza granítica rodeada por las aguas del East River al este (límite con Brooklyn) y el Hudson River al Oeste (frente a New Jersey) , la hicieron un refugio preciado por los indios Manhattans . Ellos se afincaron hacia el norte de lo que hoy es la calle 59, lugar que llamaban Muscuta ,( “ Zona plana “) por ser un sitio bueno ideal para la agricultura.
Los primeros colonos holandeses encontraron el sur deshabitado, y allí se afincaron. Pero llegaron tantos que la tierra no alcanzaba.
En el año 1626 le compraron la isla a los indios por el equivalente de 24 dólares en cuentas de colores. Mal negocio. La isla entera vale ahora unos 8 trillones de dólares.
Pero en algo no se equivocaron los indios Manhattans : Muscuta, su zona preferida , sigue siendo la preferida de todos. Incluso de Armani, Gucci y Saks Fifth Avenue.
Con la llegada de los ingleses en 1664, la región se pobló cada vez más de inmigrantes.
La Quinta avenida nació en 1811, en un astuto intento de expandir la ciudad hacia el norte. Y desde entonces es la columna vertebral de esta tierra cortada en lonjas con precisión sajona.
La Quinta recorre la isla de norte a sur y es el número cero de todas las calles , separandolas en Este y Oeste de la Quinta Avenida .
Fue pionera por donde la miren. Mucho antes que el Barón Haussmann diseñara Paris, la Quinta Avenida estaba ampliada y modernizada. Fue una de las primeras ciudades del mundo que tuvo luz de gas, cañerías de agua caliente, calefacción central , y hasta semáforos de elegancia singular con estatuas del dios Mercurio en bronce en el tope.
Hacia 1900 llegaron barcos cargados de europeos que se establecieron en la zona sur de la ciudad. Como estaba abarrotada de inmigrantes polacos, italianos y chinos, los ricos se mudaron hacia el norte, para estar frente al flamante Central Park. Solo quedan pocas mansiones de época aun en pie. Una de ellas es la Morton Plant , ahora sede de Cartier , en la esquina de la calle 54. De este modo, la arteria fue el escenario principal de los cambios de esta ciudad.

Camino de Millonarios
La Quinta Avenida es la calle más cara del planeta. Como dicen muchos, “es la mejor dirección que alguien puede tener”.
Pero algo extraño pasa en esta ciudad.
Siendo Nueva York la ciudad más sofisticada y refinada del mundo, no nos reulta lejana e inaccesible . En ella nos sentimos como en casa No es Zurich donde si uno anda en zapatillas lo miran raro. Ni St Moritz, donde si no usás Vuarnet y Vuitton te miran con asco. Ni París, donde hay que tocar el timbre para entrar a algunos negocios.
Los negocios y edificios de Nueva York son accesibles. La gente es cordial, y sus restaurantes y hoteles tienen dimensiones cálidas y humanas, aunque estemos en la capital del mundo moderno.
¿ A qué se debe esta doble sensación de admiración y familiaridad que provoca esta ciudad? Tal vez se deba a que en la entrada de Emporio Armani hay un vendedor ambulante de castañas asadas y frente a Bergdorf Goodman haya un puesto de venta de pretzels. Escenas así se suceden con toda naturalidad, porque esta es una ciudad acostumbrada a todo. Aquí no hay caretas: se viene a sentirse cómodo y respirar libertad. Tal vez sintamos a Nueva York como nuestra casa por haberla visto en tantas películas que ya nos parece nuestra. Tal vez se debe a que se trata de una calle que es propiedad de la gente, como se demuestra en los días en que la Quinta Avenida se convierte en una marea humana con los desfiles de Macy´s, San Patrick´s Day y el Día del Orgullo Gay, por nombrar a algunos de los eventos masivos que la llenan de color .
Esta singular avenida nace a pasos de la New York University, cuna de múltiples talentos mundialmente famosos. Parte de la Washington Square Park, lugar de reunion de estudiantes que ignoran que su suelo esconde un cementerio con 25000 antiguos colonos apretados bajo tierra. Luego sube por el Greenwich Village- reducto de clubes de jazz y bares bohemios - , pasa por el Midtown, el Upper East Side , y finalmente acaba en Harlem, unas 140 calles arriba.
Su mojón mayor es el edificio Empire State , en la calle 34 , un coloso de 86 pisos en estilo Art Deco construido en 1931 que luego de la caída de las Torres Gemelas volvió a ser el más alto de la ciudad. Y el más célebre, ya que apareció en 90 películas .
Al contrario de lo que hubieran querido los más prestigiosos urbanistas- que soñaban con que los rascacielos siguieran construyéndose hacia el norte - , todos los empresarios hasta hoy siguen interesados en los sectores centro y sur de la Quinta.
Pese a que el ataque a las Torres Gemelas del 2001 llevó a muchos comercios exclusivos a la quiebra – como el restaurante Lutece y el Russian Tea Room –, un nuevo flujo de inversores europeos ha convertido a la Quinta desde la calle 55 en el sitio más distinguido del planeta. Los precios de los alquileres se han triplicado en los últimos años, llegando a 19.000 dólares el metro cuadrado de Saks para arriba . Por este motivo, muchas marcas se están mudando al sur, donde los alquileres son de 2000 dólares el metro cuadrado. Anticuarios de piezas falsas, cafeterías y negocios de artefactos electrónicos le están cediendo el paso a boutiques como Lacoste, Sephora, Fossil Watches, Ann Taylor, American Girl Place, siendo Benetton el primero que se animó a buscar precio. Claro que más al sur o más al norte, nadie quiere salir de la Quinta Avenida, el mayor escaparate del mundo.
Es por esto que la Quinta está cada vez más exclusiva y elegante que nunca en toda su historia..

De la 49 a la 60: el tramo top
De la calle 49 a la 61 se extiende lo mejor del Midtown. En la calle 50 está el Rockefeller Center. un edificio de los años ´30 que contiene los estudios de televisión de la NBC , el teatro Radio City , galerías de arte , las estatuas de Atlas y Prometeo, boutiques, una enorme pista de patinaje sobre el hielo – donde se enciende el magnífico árbol de Navidad - y donde se obtiene la mejor vista de Nueva York desde el mirador del piso 70.
Hacia la calle 51 encontramos la Olympic Tower dándole sombra a la Catedral de San Patricio, majestuosa, gótica, tan llena de gente como un shopping. Aquí también está el espectacular edificio Trump Tower que con su mármol rosado, espejos ahumados y bronces bruñidos, lo catapultó a Donald Trump a la leyenda de magnate. Sus excéntricas vidrieras muestras pirámides de latas caviar sevruga Malossol, el mejor del mundo, para recordarnos donde estamos.
Al oeste de la 53 encontramos el Museo de Arte Moderno, con una curiosidad: su shop vende joyas de diseño argentino. Luego nos topamos con la gigantesca Saks Fifth Avenue. En la intersección de la 57 con la Quinta, está el fastuoso Plaza Hotel .Vale la pena espiar el Oyster´s Bar, donde el menú es ostras todo el año.
Este sí es el ombligo del mundo, la zona más buscada por las grandes marcas europeas: primero llegó Gucci en 1970, luego Fortunoff, Bulgari y todos los dueños de la moda.
En la esquina se encuentra Warner Brothers Megastore, un sitio de fantasía con todos los personajes de los dibujitos de la Warner: Silvestre, Tweety y Porky en versiones de peluche, ambientado como un dibujito animado. En su terraza con una vista privilegiada se puede probar el carrot cake que nunca adivinarías que está hecha de zanahorias, si no fuera porque se llama Tentación de Bugs Bunny .
Otra delicia para los chicos: en la esquina de la Quinta y la 58 encontramos la exclusiva megajuguetería F.A.O. Schwarz , con impresionante despliegue de juguetes originales. Creada en 1870 por el inmigrante alemán Frederick August Otto Schwarz, con el nombre de Toys Bazaar., la tienda exporta juguetes a todo el mundo: peluche de tamaño natural de 5000 dólares, o casas de muñecas de 50.000 dólares.
Rematando en la esquina con el Central Park vemos un ícono de esta ciudad : el hotel Pierre, que fuera regenteado por el joven corso Charles Pierre Casalesco, traído de Montecarlo a New York por el hotelero Louis Sherry, fundador del exclusivo Sherry Netherland Hotel. Debido a que Sherry prohibía a las damas fumar en los salones de su hotel, Pierre renunció y abrió su propio restaurante en la calle 44 y Quinta. Allí se hizo amigos millonarios que fundaron el hotel Pierre y lo nombraron manager del mismo. El Pierre fue adquirido luego por J. Paul Getty. En 1998 fue vendido a 20 millones de dólares. Su elegante silueta es inconfundible.
Su hotel hermano, el Sherry Netherland Hotel, en la 59, es de los primeros edificios de acero de Nueva York. Decir “Estoy en el Sherry” sigue siendo- desde 1927- sinónimo del máximo nivel de distinción. Y esto se percibe su suprema elegancia, destacada por su entrada de mármol travertino y sus lámparas gigantes de cristal biselado. En su entrada sur se encuentra el restaurante Harry Cipriani , replica del Harry´s Bar de Venecia. Los precios no son baratos, pero lo que se obtiene a cambio es memorable. De hecho, tiene clientes de elite como Woody Allen, poseedores de su propia mesa, ya que almuerza aquí.
A partir de aquí , la Quinta tiene una vereda edificada y una vereda verde: durante 51 cuadras acompañará todo el borde este del Central Park.



Del Central Park a Harlem
La zona del parque era un pantanal lleno de malvivientes hasta 1857, cuando dos paisajistas ganadores de un concurso municipal (el premio fue de 2000 dólares) emplearon a 3000 irlandeses y 400 caballos de tiro para rellenar ciénagas, limpiar basura y plantar árboles. Sus indigentes habitantes les arrojaban piedras, pero el cenagal se parquizó.
Hoy en día el Central Park, es el pulmón de la ciudad. Tiene 93 kilómetros de senderos ininterrumpidos que surcan sus 340 hectáreas desde la calle 59 a la 110, y de la Quinta a la Octava Avenida. Sus bosques y jardines hacen imposible imaginar que a metros nomás está el bullicio de la ciudad. Un grupo de jóvenes practica Tai Chi Chuan. Un pintor retrata el Museo Metropolitano al óleo .Una joven china toca el violín bajo un roble. Y unos jóvenes bailan con su stereo al hombro mientras nerviosas ardillas buscan bellotas. Y ellos son solo algunos de los 15 millones de visitantes por año que tiene el parque.
La Quinta Avenida termina en el Harlem – tradicional y hoy remozado barrio negro – donde Bill Clinton tiene su oficina personal. Es el lugar ideal para asistir a misas de gospel o a clubes de jazz del mejor, de donde salió el mote the Big Apple para la ciudad.
Antes de acabar, entre las calles 61 y 100 la Quinta Avenida se conoce como el Millionare ´s Row (Hilera de Millonarios), porque conserva algunas mansiones de los Carnegie, los Vanderbilt y los Rockefeller , gente que parecía conocer la canción de Frank Sinatra “ If I can make it there, I´ll make it anywhere”( “ Si puedo lograrlo allí, lo lograré en cualquier parte”) . ¿Como amasaron tales fortunas? Uniendo fondos de amigos millonarios, creando monopolios (trenes, barcos, bancos y petróleo) y añadiendo un toque de corrupción aquí y otro toque de insensibilidad social allá.
Quedan pocas de estas joyas arquitectónicas. En su lugar se edificaron los más baratos rascacielos de acero y cristal. Un dato para toda la ciudad: muchos de los edificios neoyorquinos de los años ´30 que parecen de piedra son en realidad de hierro o acero. Basta caminar la ciudad por la calle con un imán en la mano: uno lo puede adherir a cualquier columna corintia. .Losa pisos de estos edificios fastuosos con esplendidas vistas Central Park están valuados en 10 o 15 millones de dólares. Todo el mundo quiere vivir aquí.
En el número 927 de la Quinta Avenida – casi esquina 74- está el edificio donde viven la actriz Mary Tyler Moore y la presentadora de CNN Paula Zhan . En el edificio de al lado vive Woody Allen . Pero los vecinos más célebres no almuerzan en Cipriani, ni viven adentro del edificio, sino que se albergan en el hueco de un ornamento de la fachada exterior del piso 12.
Se trata de Lola y Pale Male, una pareja de halcones que eligieron este sitio exclusivo para hacer su nido. Son las aves más fotografiadas de la ciudad y – como buenos divos - ya tienen su propio sitio web (http://www.palemale.com/). La pareja tuvo hasta hoy 26 pichones, 23 de los cuales viven en Central Park. Por ser tan territoriales, cada uno posee un kilómetro y medio de zona propia. En estado natural un halcón tiene 9 kilómetros para cada uno. Pero ellos saben que aquí deben ser discretos: están en la Quinta Avenida, la calle más exclusiva y más cara del mundo.
No se pueden quejar : al menos consiguieron la mejor vista.

Region de Puglia, Italia


Playas negras, mar verde, ondulantes trigales, pueblos labrados en la roca, ciudades que cuelgan de abruptos montes. Una Italia tan bella como auténtica, tan llena de supersticiones como de fervor religioso, que reúne historia y naturaleza en la proporción exacta como para descubrir y admirar a cada paso.



Usualmente, quienes viajan a Italia saltan directamente de la Roma monumental a la romántica Venecia, pasando por la elegante Florencia... y vuelta a casa. Es una lástima que no sepan lo que se pierden por no haber bajado al sur de la bota, entre la capellada y el talón, zona de contrastes permanentes. Pocos llegan hasta esta región apretada entre la Campagna al norte, la Calabria al sur, y la Puglia al este. Es cierto que a esta zona no se la promociona demasiado, pero quizá por eso se conserva tan pura e intensamente italiana. La Basilicata se muestra tal cual es, como un regalo inesperado, a caballo entre las montañas y el mar, los acantilados y las colinas, los bosques y las playas. Pintada de amarillo por enormes trigales que se agitan con el viento como olas salpicadas por el carmesí de las amapolas, sus dunas gigantes de trigo maduro explican el consumo sistemático de mil formas de pasta en la gastronomía italiana. ¿Qué hacer, si no, con tantas espigas?Sobre el mar Tirreno, hay idílicas playas privadas de arena volcánica negra protegidas por acantilados en los que se abren grutas misteriosas. Sobre el mar Jónico hay templos griegos como el de Metaponto, de pie con su columnata orgullosa, bordeado de oleandros en flor que pintan el paisaje de rosado y blanco. El paisaje es rugoso, cambiante, ondulado, marcado por el recorrido de ríos que ya no existen y por valles que en tiempos remotos fueron las cuencas de lagos volcánicos. Este es el paraíso del fotógrafo: hay perspectivas de ciudades encaramadas en la cima de abruptos montes y antiguos pueblos cuyas casitas se apiñan en torno de callejuelas estrechísimas, invariablemente rematadas por una iglesia, basílica o convento medievales. Patria del antiguo pueblo de los lucanos, esta región es la más pequeña de la Italia Meridional –después de Molise– y la menos poblada del sur. Nunca tuvo buena fama, y no fue sólo por sus repetidos terremotos sino también por la malaria que imperó en la zona de pantanos (palude), época en la que los pobladores se vieron obligados a edificar sus casas en la cima de las montañas para huir de los mosquitos portadores del paludismo (malaria). Ya lejos de esa amenaza, ahora sólo ofrece paisajes extraordinarios y un pueblo distinto a cada paso.
Amarillo limon La ruta sinuosa nos lleva a Melfi, una ciudad perfumada por matas de ginestre (retama) de color tan amarillo que parece imitar al sol. Huertos de naranjas, limones y duraznos bordean la ruta que va hacia el mar Jónico y el Tirreno. Así como el amaro de hierbas remata los almuerzos, el lemoncello o licor de limones refresca el final de las cenas en esta tierra fértil de sedimentos volcánicos. Las golondrinas surcan cielos diáfanos y las campanadas de las iglesias echan a volar a las palomas.La fuerte religiosidad se detecta en las muchedumbres que asisten puntualmente a misa, así como en la enorme cantidad de fiestas religiosas que se realizan a lo largo de todo el año. El domingo de Pentecostés nos sorprendió en Melfi con un desfile de personajes medievales que llegó hasta el famoso castillo normando que domina la ciudad, después de recorrer las calles entre balcones engalanados, desde los cuales los vecinos arrojaban pétalos de amapolas al paso de una imagen sagrada, rodeada de flores sobre una carreta tirada por bueyes. A pocos kilómetros de Melfi está la población de Venosa, ciudad natal del poeta latino Horacio, con su basílica bizantina –la abadía de la Santísima Trinidad– construida como un rompecabezas con bloques de piedra extraídos de las ruinas de un anfiteatro romano. En la Basilicata uno nunca pisa lo que cree pisar, sino varios estratos superpuestos de siglos de historia encimados como capas de hojaldre. Debajo de una iglesia bizantina casi siempre se ha encontrado un templo paleocristiano edificado sobre un templo griego... cubierto, a su vez, por el delicado mosaico florido de una domus (casa noble) del Imperio Romano.
Cristo se detuvo en... Matera El orgullo de la región es la increíble ciudad de Matera, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de un conjunto asombroso de miles de viviendas prehistóricas y basílicas bizantinas excavadas directamente a lo largo del cañadón de un río, en macizos de roca blanca y blanda como la tiza llamada “tufo”, que aún conserva frescos con Madonnas del siglo XIII luciendo graffitis del año 1600 y algunos lamentables graffitis de seguidores del grupo de rock Metallica. Estos “departamentos” construidos varios siglos antes de la Era Cristiana llamados “sassi” se edificaban de arriba hacia abajo, y contaban con acueductos y cisternas propios. La parte antigua de la ciudad está vacía desde los años ‘60, para impedir su deterioro. Matera se divide entre una enorme y laberíntica ciudad medieval con falsas fachadas que esconden ambientes cavados en la roca viva, y en una Matera moderna adonde se reinstalaron quienes aún habitaban este lugar fantasmagórico. Fue muy difícil mudarlos a todos a casas de material, ya que estaban habituados a vivir en viviendas cuyo costo equivalía al de un martillo y un cincel. Antes de que fuera declarada Patrimonio de la Humanidad, el escritor Carlo Levi describió a Matera en su novela Cristo se detuvo en Eboli, como un pueblo con casas excavadas en la roca donde 20.000 personas dormían junto con sus animales de corral y sus caballos, y la comparó con el mismo Infierno del Dante. Ahora esos ya son recuerdos. En el profundo cañón que rodea la ciudad abundan los fósiles prehistóricos, y en las paredes de “sassi” ya habitados hace más de 70.000 años se encontraron huesos de dinosaurios y el esqueleto de un hombre de 350.000 años de antigüedad. El tufo de las paredes está repleto de caracoles fósiles. Todo el terreno que rodea la zona de los “sassi” son hectáreas tapizadas por hierbas aromáticas silvestres que perfuman el aire: salvia, romero, tomillo, orégano y menta crecen como yuyos, mezclados con matas de plantas de alcaparras con exóticas flores lilas, cuyos fragantes pimpollos cosechan los vecinos a mano para conservarlos en frascos con vinagre o salmuera.
Playas sobre dos mares Al sur, el lugar de descanso son las anchas playas del Jónico, de una arena fina que no se pega al cuerpo por su alto contenido en sílice. El agua es tan transparente que a simple vista se ven los peces brillando con destellos plateados bajo las olas. Uno tras otros se suceden balnearios a lo largo de un extenso pinar que enfrenta el golfo de Taranto, tan transitado hace siglos por los navíos griegos. Hay localidades turísticas como Policoro, con ruinas arqueológicas a cada paso, cuyas playas están casi cubiertas por infinidad de sombrillas. Sobre el Tirreno, en cambio, se esconden playitas privadas de fina arena negra entre espectaculares barrancos. En tiempos remotos la Basilicata sufría el frecuente ataque de los sarracenos en sus costas, lo que explica la profusión de antiguas torres de observación en cada saliente frente al mar. Aún siendo asolada por muchas invasiones, la región prosperó y sus pobladores jamás se dieron por vencidos. Cuando los piratas sarracenos atacaron por última vez al pueblo de Veglia, éste se mudó detrás de las montañas, optando por perder la maravillosa vista al mar para poder ocultarse del enemigo. Así nació Rivello (ex Re-Veglia), un lugar lleno de callecitas serpenteantes y escalinatas estrechas donde los vecinos compiten en concursos sobre quién tiene el balcón más florido. A mediodía todo el mundo desaparece de la calle para compartir el almuerzo familiar y los domingos el aire se llena de un penetrante aroma a ragú –salsa con carne– que acompaña la pasta de ese día festivo. Los pimientos rojos y ajíes picantes (peperoncini) se cosechan en tal cantidad que se dejan secar al sol del verano enhebrados ante las puertas de las casas como si fueran gigantes collares de coral. Con ellos se elaboran salsas que compiten en ardor con la vecina cocina calabresa. La costa de la Basilicata luce con orgullo la bandera azul de Mare Pulito (“Mar Limpio”) que entrega una entidad europea sólo a las playas con cero grado de contaminación. Pero no hacen falta banderas que certifiquen su limpieza: bajo la superficie de color verde transparente se puede ver sin dificultad un mundo subacuático donde nadan las tortugas marinas y los delfines se deslizan entre las rocas. En Aquafredda –una localidad que debe su nombre a que el agua es fría porque se descubrieron fuentes naturales de agua mineral en el fondo del mar– hay aristocráticas villas convertidas en hoteles de lujo. Estas mansiones del siglo pasado cuentan con playitas exclusivas bajo acantilados de 200 metros de alto, a las que se accede por cómodos ascensores excavados en paredes de roca llenas de misteriosas grutas con estalactitas y “pipistrelli”, murciélagos que a la noche brotan de las cuevas para volar sobre el mar.Buganvillas de color fucsia y naranja enmarcan los portales de entrada de las casas del centro histórico de Maratea –antigua colonia de la Magna Grecia–, un pueblo de piedra donde cada calle ofrece un mirador para admirar el paisaje de montaña que antecede al mar. Junto a la basílica de San Biaggio, en lo alto de un promontorio de 645 metros, está emplazada la enorme estatua del Redentore, similar al Cristo de Río de Janeiro. Desde allí arriba, se ve la costa calabresa extendiéndose más allá del Agri, el río que marca el límite entre la Basilicata y Calabria. Muy cerca, el Parque Nacional Pollino, con sus abadías escondidas en el bosque, ofrece un recorrido bellísimo y montañés.Mar, montañas, playas, islas, grutas, callecitas retorcidas en torno de iglesias magníficas, perfume de jazmines, azahares, tilos y retama convierten al talón de Italia en un destino en el que la belleza de las vistas panorámicas embriagan los sentidos y lo único que falta es más tiempo para quedarse aquí, quizás para siempre.
DATOS UTILES
Cómo llegar: En 13 hs de vuelo Alitalia nos lleva de Buenos Aires a Milán y de Milán a Bari por un precio que ronda los $ 900-$ 1200 según la temporada. Alitalia: Suipacha 1111. Piso 28 . Buenos Aires. Tel: 4310-9999Internet: www.alitalia.com.ar E mail: info@alitalia.com.arHoteles: Los mejores hoteles rondan los $150 la habitación doble, con desayuno buffet. La mayoría cuenta con servicio, a elección, de almuerzo o cena.Comida: Pasta con verduras varias es la dieta básica de esta región. Se están poniendo de moda los restaurantes en establecimientos tipo estancia, conocidos como “Agriturismo”, donde se ofrecen antipastos enormes y parrilladas variadas por unos $ 15-$ 20 por persona. Bajo el castillo de Maratea sirven un menú completo por $ 25, preparado por un chef que tiene el título de Cavaliere Italiano, y que honra a los comensales con su atención personalizada.Más información: ENIT (Ente Nacional Italiano de Turismo): Av. Córdoba 345, Buenos Aires. Tel: 4311-9264. Fax: 4312-7795. Internet: www.enit.itE mail: enit@inea.com.arInfo Internet: Basilicata: www.regione.basilicata.itTrenes: www.ferrovie.itGuía de Italia: www.italyguide.comRutas y mapas: www.autostrade.itHoteles: www.venere.it www.bbitalia,it Hospedaje en casas de familia: www.home-swap.comAgroturisimo: www.agriturist.ItServicios: www.bookingitalia.it
Devociones y supersticiones en una tierra mágica
Es muy comprensible que los habitantes de una tierra que sabe sacudirse con terremotos imprevisibles quieran aferrarse a cualquier cosa que les de seguridad. Toda la región está plagada de historias raras y costumbres extravagantes. Siempre hay un santo al que se le adjudican poderes milagrosos por haber salvado del terremoto a muchas personas. Si hubo muchas víctimas y el pueblo sufrió destrozos, tampoco se lo reprochan al santo: discretamente, no se habla más del tema. Las ristras de ajos en la puerta, para ahuyentar los malos espíritus, están pegadas a la imagen del famoso padre Pío y la estampita de San Biaggio. La historia de este santo nació un día del año 730, cuando desde el pueblo de Maratea se vio una luz que venía de la isla de Santo Ianni, un macizo de lava donde sólo hay yacimientos arqueológicos romanos con cisternas repletas de garum, una salsa picante del antiguo Imperio. En el lugar del destello hallaron una cajita con las reliquias de San Biaggio, quien había muerto martirizado en Armenia. Como la Maratea superior y la Maratea inferior se disputaban la propiedad de las reliquias, se firmó un contrato por el cual durante una semana de mayo la imagen de 44 kilos de plata maciza del santo bajaría en procesión para estar en Maratea inferior. Desde hace mil años, el contrato se cumple sin falta. En la Segunda Guerra Mundial, cuando un tanque quiso pasar por el centro de Maratea, se topó con una columna con la estatua del santo que le impedía continuar la marcha. Los pobladores se negaron a sacarla y prefirieron abrir paso al tanque tirando abajo una casa que estaba al costado de la columna para que el santo quedara en pie y en paz. El pasado se funde con el presente y la historia se mezcla con la superstición en esta tierra que cada tanto se sacude con terremotos imprevisibles: Venosa fue una ciudad muy rica en tiempos romanos, cuandose llamaba Venusia. La ciudad creció por estar en el cruce exacto de la Via Appia y la Via Appia Trajana, construida para evitar el ataque de los lobos que asolaban la Via Appia. De ese miedo a los lobos viene el conjuro contra la mala suerte “¡In boccaluppo!”, tan común en Italia, que se responde con un “Creppi il lupo!” (¡Que muera el lobo!). También hay un pueblo cuyo nombre se considera de tan mala suerte mencionar, que cada vez que alguien envía una carta allí, escribe en el sobre “Per quel paese” (“para ese pueblo”), y el cartero ya sabe que debe enviar la carta a Colobraro, la ciudad innombrable.

El mejor restaurante del mundo



El Bulli, Catalunya , España.

Su dueño es Ferran Adriá

Cocina de ultravanguardia


El lugar
El Bulli es un restaurante célebre por ser el más difícil del mundo para conseguir una reserva .Abre seis meses al año, de abril a septiembre , cuenta con 15 exclusivas mesas para 50 comensales, sirve 8000 platos al año, y deja frustrados a 400.000 potenciales comensales que, hoy por hoy, saben que no hay más reservas para el 2005. Y eso que la temporada recién comienza.
El Bulli Restaurante fue fundado en 1962, por el matrimonio alemán de Hans y Marquetta Schilling, y bautizado con el nombre de su mascota, un perro bulldog . Pasaron veinte años hasta que llegara Adriá, joven autodidacta y audaz chef de igual edad que el sitio, revolucionando el menú hasta lograr la tercera estrella en la guía Michelin. El restaurante está en la preciosa Cala Montjoi frente al azul de la Costa Brava y en medio del verde de los pinos, entre Barcelona y en la frontera de Perpignan, Francia. Luego de una remodelación total, el lugar cuenta hoy con 350 m2 de cocina- laboratorio en constante evolución donde revolotean 40 chefs y 25 discípulos llegados de todas partes del mundo, bajo la atenta mirada de un maestro que inventa texturas cada día.

El hombre
Ferran Adriá Acosta se hizo mundialmente célebre por haber estado encargado del menú de la boda de los Príncipes de Asturias, donde se comenta que los comensales se quedaban con hambre. Pero él no cocina para aplacar el hambre, sino para estimular los sentidos. Pese a que su obsesión es la originalidad, Adriá comparte sus recetas en trece libros de cocina, la mayoría agotados. Aceites Borges le encargó la investigación sobre aceites y frutos secos y el resultado ha sido la producción de una línea de aceites aromáticos. También hizo una selección de recetas para productos envasados para la empresa Kaiku y es responsable de la cocina del Gran Casino de Madrid. De este modo ha sido merecedor de importantes reconocimientos, como los 19 puntos en la Gault-Millau, la máxima puntuación de la Guía Campsa, premio al mejor restaurante de la Guía Gourmetour de 1996, el Premio Nacional de la Academia Española de la Gastronomía y los Premios al Mejor Libro de Cocina de Autor y el Grand Prix de l´Art de la Cuisine de la Academia Internacional de Gastronomía. Y además fue Catalán del Año 2004, honor que comparte con Serrat. “Leo todo lo que puedo y memorizo los sabores. Los libros y la práctica han sido mi universidad”, declara quien comenzó a los 16 como lavaplatos y lideró una cocina por primera vez cocinando para el Teniente General mientras cumplía su servicio militar en Murcia.Su cocina
Adriá, pasa la mitad del año en pleno centro gótico de Barcelona, encerrado en El Bulli Taller de la calle Portaferrisa donde ensaya e investiga incansablemente, como un brujo medieval, entre 720 frascos de especias de todo el mundo, rodeado de alambiques, retortas , tubos de ensayo, jeringas y calderos. Aquí se logran anualmente unas 3000 preparaciones de las cuales se seleccionan 300 platos de los cuales solo 135 se incluyen en el nuevo menú del año siguiente. Emulando al maestro Maximin del Negresco, que le dijo “ crear no es copiar”, Adriá se obsesiona porque en su cocina todos prueben algo absolutamente nuevo, desconocido, sorprendente.. Desafía los sentidos de la vista, el olfato, el gusto y el oído con recetas logradas con artilugios químicos. El aperitivo de El Bulli es gin helado con lemon fizz caliente. Luego nos pueden servir polvo congelado de foie gras con quinua sobre un caldo hirviendo de foie gras.. O una sopa caliente cubierta de una crema de maíz helada , inflada con gas comprimido. O ravioles de lenguado que estallan con aromas a coco y jengibre al morderse. O una polenta de helado de almendra con parmesano rallado helado en aceite de ajo. O un caviar de melón hecho dejando caer gotas de jugo sobre una solución de cloruro de calcio que cristaliza las gotas con una película invisible. Todo se realiza bajo estricto asesoramiento de dos ingenieros en ciencia en tecnología alimentaria de la Universidad de Barcelona y del químico francés Hervé This , director del laboratorio de Química de las Interacciones Moleculares de Paris. Y todo el euiqpo dedica su vida a buscar etéreas espumas, crujientes granizados, croquetas líquidas, y bocados que hay que probar para creer. “Odio la monotonía” es el lema de Adriá, quien cree que el futuro de la cocina vendrá de China. Y confiesa que no ve al hora de que lleguen nuevos productos de allí. “Estoy haciendo la nueva Nouvelle Cuisine”, afirma el creador, y Paul Bocuse, asiente: “Adriá está haciendo las investigaciones más excitantes que suceden hoy en nuestra profesión”.
Muchos de sus discípulos abren restaurantes fastuosos por toda Europa, con el mismo concepto. ¿No teme que le roben ideas? “Podrán llevarse la técnica, pero nunca la emoción y la sensibilidad”, sentencia este alquimista , que sin saberlo, ya halló la mentada Piedra Filosofal que permite transformar cualquier sustancia en oro.


INFO :





http://www.elbulli.com/
El Bulli , Montjoi, ap.30, Roses (Girona)pre
Fax: 972 150717e-mail: bulli@elbulli.comhttp://www.elbulli.comCapacidad: 50 cubiertos
Precio del cubierto : 145 euros . ( a la carta : 65-85 euros)
Abierto del 1 de abril al 30 de septiembre: sólo noche 19:30 - 21:30-Cerrado lunes y martes
Si no consigue reservación en El Bulli:
La Terraza del Casino
Alcalá 15, Madrid
Tel : (34) 915 218 700
Entre 60 y 70 euros

El Bulli Hotel - Hacienda Benazuza
Antigua alquería árabe del siglo X, recuperada por Fernando III el Santo durante la reconquista de Isbylia. En Sanlúcar La Mayor, corazón de la Comarca del Aljarafe, sobre una colina desde donde se domina el valle del río Guadiamar, se localiza este hotel, le más exclusivo de Andalucía. A diez minutos de Sevilla, uno puede gozar de la cocina de Adriá con perfume andaluz . Los actuales propietarios desde 1998, están asociados desde hace dos años para su explotación técnica-gastronómica con elBulli. Ahora la Hacienda Benazuza forma parte del recién creado concepto: "elBulliHotel & Resorts".

elBullihotel- Hacienda BenazuzaTel. +34 955 703 344Fax: +34 955 703 410hbenazuza@elbullihotel.com
Virgen de las Nieves. 41800 Sanlúcar la Mayor
Paquete de tres noches para dos personas con desayuno : desde 1360 a 3400 euros. Restaurante : entre 65 y 100 euros .
( Publicado en revista First, 2006)

Cómo armar la valija perfecta


Viajar es hermoso. Claro que para hacerlo hay que preparar el equipaje, lo que nos coloca en la incómoda situación de tener que predecir el futuro, adivinando las necesidades que tendremos en tierras lejanas y adelantando los cambios climáticos que pudieran haber.
Acumular millaje a veces aporta mucho más que algún upgrading a Clase Ejecutiva. Por ejemplo, enseña cuales son las cosas imprescindibles de la vida, y cómo armar una valija ligera en lo que no falte nada, sin llevar carga superflua.
Giovanni Papini decía que se viaja por hambre, por miedo o por amor. Pero también se viaja por placer. La valija perfecta nos permite viajar para ser libres, para estar a bordo- como decía Machado-, “ligeros de equipaje, casi desnudos, como los hijos de la mar”.





1- (Recuadro superior) :
LOS MUST DE LA VALIJA PERFECTA


QUÉ LLEVAR

a-Colores Básicos:
Todo tiene que combinar con todo. Un par de tonos combinables entre sí ( verdes/marrones, beiges/ azules o rojos/ negro ) logran que bajemos la cantidad de equipaje a la mitad. Dígale no al blanco : no dura sin mancharse.

b-Géneros viajeros:
Ligeros, que no precisen planchado. Sí al poliéster , la seda, la bambula, la gasa y el jersey de algodón. No a la lona gruesa, el lino, los pulóveres gordos y el cuero. Todo lo que se arrugue mucho o sea mínimamente incómodo, debe quedar en casa . Si tira, pincha, pica o aprieta, no se usará.


CUÁNTO LLEVAR

a- Cantidad ideal:
Contra lo que se supone, en verano se necesita más ropa que en invierno, porque se transpira más y uno siente la necesidad de cambiarse para sentirse fresco. En los trópicos se precisan tres pantalones, una pollera y unas bermudas por semana. En invierno, dos pantalones bastan.

b- Equipo básico :
Por mas que viaje seis meses, hay que llevar la ropa que usaría sólo en una semana, luego de la cual se envía al lavadero y recombina entre sí.

C-Consejo de viajero experto :
Ponga a la vista todo lo que piensa llevar. De eso, lleve sólo la mitad. Siempre es mejor que nos falte algo a cargar con peso inútil.



Qué llevar y cómo acomodarlo:

1-Un bolso extra amplio, fuerte y ligero :
Puede ser de nylon o de lona. Va aplanado en el fondo. Es una ayuda para las compras de último momento, cuando la valija se niega a cerrar, o cuando llevando equipaje de mano nos ahorra pagar exceso de equipaje.

2-Blusas y camisas como recién planchadas:
Las prendas grandes deben ir lo más desplegadas posible, como banderas , capa sobre capa. Luego se doblan todas las mangas juntas hacia atrás en una bolsa de nylon. En las esquinas y llenando huecos, pañuelos y medias.

3-Pantalones impecables :
Los pantalones van apilados unos sobre otros , doblados sobre sí mismos todos juntos , y con ropa interior arrollada en el doblez de la rodilla, para que no se marque. Todo eso va en una bolsa de nylon , ajustada casi al vacío. Por alguna razón , esto logra que la ropa no se mueva. Llega impecable y sin arrugas.

4-El infaltable saco formal:
Un saco ligero acomodado en el fondo de todo, nos da el toque formal aunque llevemos una camiseta debajo. Mejor si es de color neutro: gris,azul marino, o negro. Se dobla sobre sí mismo, con el frente y mangas hacia adentro, el doblez externo en el centro de la espalda, de nuca a base.

5-Accesorios coloridos:
Collares, foulards, pañuelos, prendedores , son recursos geniales para vestir bien: ocupan poco espacio, son livianos, dan estilo, cambian el look de los básicos, levantan los colores... y el ánimo.

6-Calzado :
Va en el fondo o lado inferior, y en hilera, uno no seguido tras otro. Su interior se puede llenar con rollos fotográficos, ropa interior, bijouterie, o parte del kit de supervivencia alimenticia ( ver “Kit”) .
Lo ideal es llevar tres opciones: un par de sandalias sobrias que hagan las veces de ojotas y calzado de noche, un par de botas o zapatos de taco para las citas formales y el calzado de todo andar, el más confortable que encontremos.

7-Ropa interior :
La más ligera, que se pueda lavar y secar en un rato. Tres pares de medias de algodón son suficientes : mientras usa uno, lava al otro y el tercero ya se está secando. Además , sirven para rellenar huecos y amortiguar arrugas.

8-Cinturones :
No se enrollan porque se arrruinarían y ocuparían demasiado lugar. Se extienden todo alrededor de las paredes de la valija como formando parte de esta . Así ocupan un mínimo de sitio, a la vez que refuerzan los lados.

9-Vestidito negro :
Excepto que viajes en un crucero ( en el cual se precisa un vestido de soirée para cada noche ) para cualquier otro viaje alcanza con un clásico vestido negro para la noche de rigurosa etiqueta.

10-Chales o pashminas :
Ideales para cambiar el look al saco neutro o al vestidito negro. Los chales se pliegan sobre sí mismos en cuadrado, justo bajo el pliegue de la rodilla de los pantalones, para que este no se marque, o dentro del doblez del saco, por iguales motivos.

11-Traje de baño :
Nunca se sabe en qué hotel hay una piscina tentadora, un mar turquesa, o un balneario donde zambullirse y dar unas brazadas. Si tiene corpiño armado, doblar las tazas del mismo una sobre otra , y rellenar el hueco con ropa interior o pañuelos.

12-Pareo multifunción :
Un pareo puede servir de cortina, de toalla, de amortiguador de souvenirs frágiles, de lona para la playa , de biombo , de sábana , de bolsa ( anudado) , de mantel... o de pareo.

13- Rompevientos ligero:
No ocupa lugar, abriga y protege del agua en caso de lluvias.

14- Guantes y medias de lana:
Imprescindibles si se viaja al invierno septentrional. No se disfruta nada con manos o pies fríos.

15-Elementos de toilette :
No confíe en que se lo den en el hotel. Champú y crema de enjuague se llevan en varios envases pequeños o en sachets, para no cargar grandes botellas cuando queda solo un resto. El champú sirve para lavar la ropa, por eso no hay que llevar jabón aparte. Como la presurización del avión tiende a abrir los envases, todo debe ir bien cerrado, dentro de dos bolsas de nylon o en un sobre plástico lavable con cremallera.

16- Kit de emergencia alimenticia:
Para solucionar desayunos y cenas a deshora, lo mejor es llevar un calentador de eléctrico de agua a resistencia con conexión a 110 o 220 volts, y una taza de melamina , donde podamos calentar agua para preparar infusiones o sopas. Una cuchara y un cuchillito con el cual partir un tomate, un salame o un queso , también son útiles.

17-Mini -Víveres :
Podemos llevar saquitos de té, café, sopa instantánea en sobres, caldo en polvo, que complete el menú en momentos de emergencia, o que nos ahorre algunos euros antes del regreso. Ninguna aduana pone reparos en pequeñas raciones de café, té, cereales o sopa de uso personal.

18-Radio AM/FM :
Un walkman o discman es mala idea porque obliga a cargar auriculares y stock de cassettes o CDs. Pero una radio pequeña no pesa nada ni ocupa lugar, gasta pocas pilas , puede paliar la soledad del viaje, amenizar una caminata, o un día de playa, y de paso nos pone en contacto con la cultura y la música local .

19-Pilas :
A veces no se encuentra el tamaño de pilas que necesitamos para nuestra cámara de fotos. En muchos destinos se venden pilas usadas o alcalinas que no son tales. Lo mejor es partir con un buen stock en la valija .

20-Medicamentos:
Los que usamos habitualmente, más un botiquín con los que podríamos llegar a necesitar. Aspirinas, un antifebril, un analgésico, un antiespasmódico, colirio y alguna pastilla de carbón. Todo en blister sin cajas, para evitar más bultos.

21-Secador de pelo:
Sólo en caso de extrema coquetería y de que alojarse en hoteles de menos de cuatro estrellas, que no tienen secador.

22-Hilo, aguja, alfiler de gancho y botones:
Se extrañan horrores si se nos llega a abrir una costura..

23-Tijerita plegable:
No hay que llevarla en el equipaje de mano a riesgo de que nos la quiten por motivos de seguridad.

24-Pequeño destapador, tirabuzón o abrelatas :
Lo ideal es una Victorinox que tiene todo en uno.

25-Almohadita anatómica inflable:
Nos permite dormir sentados, sin que se nos caiga la cabeza.

26-Lapicera y block de papel :
Para el cuaderno de bitácora...y para no tener que pedir lapicera y papelito para notar direcciones.

27-Libro atrapante :
Para esas esperar largas o los días lluviosos.

28-Guía turística o apuntes impresos de Internet:
Muchas ciudades carecen de oficina de información turística. Las guías y los apuntes bajados de la web nos permiten ubicarnos sin desesperarnos por no conseguir un mapa del lugar de destino.


TIPS VALIJEROS

Los SI

Equipo casual :
Aunque vaya en viaje de negocios, lleve un equipo de ropa bien cómoda y de entrecasa, para que pueda desconectarse del stress, saliendo a caminar como si estuviera de vacaciones.

Abrigo :
No lleve ningún abrigo pesado. No hay frio que no se combata poniéndose varias capas de prendas de primavera . Los alpinistas lo saben bien: mas vale muchas capas de prendas delgadas que pocas de prendas gruesas. El rompeviento sobre un “polar” vale lo mismo que un sacón de piel. Si el viaje es más formal, cambiar el polar por un sweater.

Ganando espacio:
Ponga los abrigos abultados en la valija. Eso obliga a llevar menos cosas (siempre se usa menos de lo que uno cree) y dará espacio extra para la vuelta, en la que podrá llevar el abrigo en la mano .

Ropa de descarte:
Lleve las ropas más viejas que pensaba descartar, y regálelas por el camino. Quedará bien con los anfitriones, y aligerará el equipaje, ganando espacio en su placard al llegar a casa...o en la valija para comprar reemplazos nuevos .

Para la vuelta:
La ropa sucia se usa para amortiguar los golpes o fracturas que puedan sufrir los regalitos recién comprados. Al regreso, una botella de licor rodeada por un apretado ovillo de blusas y pantalones enrollados, llega intacta a destino.

Bolsas de nylon:
Unas cuantas sirven para rellenar huecos, envolver la ropa o guardar lo que queda húmedo.

Linterna pequeña:
En la cartera . Para poder leer aún cuando la luz del asiento no funciona.

-----------------------------------------------------------------------------------
Los NO

Jeans:
Sólo indicados para viajar informalmente, debido a que casi no se ensucian y combinan con todo. Pero en verdad son pesados, sofocantes y al lavarlos no se secan nunca .

Paraguas :
La cantidad de tiempo que pueda ser útil no amortiza el lugar que ocupa y lo que pesa.

Toallas:
Todos los hoteles tienen una. Si no las tienen, se pueden reemplazar con toallas de papel, sábanas, un pareo o comprar una ahí. Además, demoran en secarse.

Soga y broches:
Nunca falta en un baño de hotel donde colgar lo que lavas hasta que se seque . Se reemplazan con el respaldo de una silla o el marco de una ventana .

Plancha :
No hay que llevar prendas que precisen planchado. Con abrir la ducha caliente y colgar unos minutos la prenda al vapor del baño, quedará sin arrugas estará . Corbatas y pañuelos se planchan pasándola por la bombilla eléctrica del velador.

Aerosoles:
Ocupan tanto lugar llenos como vacíos.

Envases de vidrio:
Pesan horrores y se pueden romper con facilidad.

Llevar trabajo para adelantar:
Generalmente, uno avanza con lo urgente pero jamás lograr acabar en un viaje lo que son proyectos a largo plazo. Además, el papel es lo que más pesa en el equipaje.


TIPS DE SEGURIDAD

- Nunca se ponen cámaras fotográfica, laptops, o dinero en la valija.
- Siempre hay que llevar una fotocopia de pasaporte y pasajes en un sitio aparte de los originales . En caso de extravío, una fotocopia acelerará su reposición.

-Llevar cambio pequeño de la moneda de destino. Muchas veces llegamos al aeropuerto cuando los bancos cerraron , y los taxis nos aceptan tarjetas de crédito.

- No lleve joyas .Solo bijouterie que si se pierde no cause pena.

- No deje documentos o dinero en la habitación del hotel. Lo mejor es llevarlos en una riñonera cubierta con la ropa o en una caja de seguridad . Asegúrese de que los broches plásticos de la riñonera cierran a la perfección. Si no, lo mejor es atar los extremos con un nudo.
- Prepare todo con por lo menos un día de anticipación. Luego cierre la valija y llévela por la casa. Si puede llevarla sin ayuda, es que logró el peso correcto. Si no la puede ni mover, hay que dejar más cosas en casa.
- Empiece sacando todo lo que sea de vestir. Siempre conviene llevar más ropa de todo andar encajes y strass.

- Siempre que esté en un bar o esperando en el aeropuerto y quiera dormir o leer, hay que enroscar la tira de la cartera en el hombro o robillo. Si alguien intenta llevársela, sentirá el tirón .

- Después de sacar una foto, hay que guardar la cámara inmediatamente para ni tentar a los oportunistas .

( Parcilamnete publicado en revista First, año 2005)