jueves, 4 de septiembre de 2008

La Magia de los Perfumes

El accesorio invisible
Hay mujeres que se sienten desnudas si salen sin vestirse con un halo que las envuelve con una magia que le de tanto plaver a ellas como a los demás.
El perfume altera el estado de conciencia, nos predispone a sentirnos diferentes en momentos claves. Tanto en Oriente como en Occidente, perfumistas y sacerdotes eran una misma cosa . El mismo profeta Mahoma dice en el Coran: «Los perfumes son el alimento que despierta el espiritu» El médico griego Galeno dijo “el perfume sana el alma” Y el Kama Sutra de la India lo llama “despertador de pasiones”.
Poseer el aroma de rosas, jazmines, canela y vainilla en un frasco pequeño es algo que no tiene precio. O lo tiene, desmesuradamente caro. Pero usar una buena fragancia es la manera mas directa de ser atractivos.
La palabra perfume viene del latin “ per fumum” (por humo) porque se perfumaban los ambientes quemando sustancias aromáticas. De nuestros cinco sentidos, el olfato es el más involuntario y el más primitivo. Podemos dejar de ver, saborear, oír y tocar a voluntad. Pero es imposible dejar de oler..Nuestras células olfativas están directamente conectadas con el sistema limibico, la parte más primigenia de nuestro cerebro. Al oler algo, nace el instinto puro: la atracción, la nostalgia, la pasión. Tenemos un olfato capaz de percibir una parte en 800 de un aroma reconocido, que en un instante nos lleva un tiempo que creiamos olvidado..
Todas las esencias precisas para un perfume nacen de costosos ingredientes obtenidos de flores, plantas, maderas y sustancias animales de la más exoticas procedencias. Hoy en dia cualquier casa de alta costura tiene la mayoria de sus ingresos proveniente de sus perfumes, esa cosa etérea más eterea que la seda más fina y el voile más sutil. Carolina Herrera dice que el perfume es el accesorio invisible de toda mujer. Y Cocó Chanel afirmaba que no hay elegancia posible sin perfume. “ Es el accesorio invisible, último y el más inolvidable»

¿Cómo se crean los perfumes?
Crear perfumes es responsabilidad de personalidades con un oficio privilegiado : los perfumistas o “ nez” ( en francés “nariz”) son los encargados de optar entre 700 extractos de origen natural y 4000 de origen sintético para lograr, a través de combinaciones sutiles, el perfume buscado, que deben armar una sinfonía de notas bien equilibradas . No cualquiera es nez : hay solo 300 en todo el mundo . Ellos conforman una elite de personajes célebres disputados por las grandes empresas. Los más famosos son Ernest Beaux, creador de Chanel N°5 , Edmond Roudnitska responsable para Dior de Diorissimo y de Eau Sauvage, Henri Alméras que compuso Joy para Jean Patou ( en los años ´30, el perfume más caro del mundo), el famoso Guerlain autor del admiradisimo Shalimar , y algunas damas de renombre como Sophia Grosjman , Sophie Labbé y Olivia Giacobetti,orgullosas creadoras de eternos clásicos, porque se sabe en este mètier que las mujeres tienen mejor olfato que los hombres.
El primer paso comienza con una carpeta secreta llamada brief , que envía la empresa al perfumista que recibe el encargo. El brief puede ser tan misterioso como caprichoso, diciendo “queremos algo clásico pero nuevo, exótico y urbano a la vez”, o -como decía el brief de lo que fue el exitoso J´Adore- “queremos algo para usar con tacos aguja que sea tan cómodo como una zapatilla”.
Dependiendo de la concentración de las esencias base en alcohol, se obtienen un extracto, un eau de parfum, un eau de toilette, un eau de Cologne o un eau fraîche. A su vez, las esencias básicas se combinan en familias de fragancias que se dividen en las florales, orientales, chipres, fougeres (“helechosas”) y ozónicas o marinas. Estos ingredientes se evaporan dejando percibir tres etapas o notas, llamadas alta, media y base o fijador, dependiendo de cuan volátiles sean sus moléculas. Las notas altas son los aromas frescos y cítricos. Le siguen las notas medias o florales. Las notas base son las más persistentes. Es por su gran duración que las esencias de notas base son las más caras, costando por ejemplo el almizcle del civet (especie de gato) de Etiopía unos 60000 dólares por kilo.
Uno de los temas más importantes de crear un perfume es lograr el sillage, que Jean Claude Ellena – nez de Hermès- define como “la sensación de que una persona sigue en un lugar luego de haber partido”. Y lo logró en su creación más famosa, el perfume First, de Van Cleef & Arpels, uno de los más complejos que existen, que lleva 160 esencias distintas.
Y otro detalle no menor es el que se llama “melodía” del perfume, que se trata de respetar el estilo de aromas de la maison que lo encarga, que tiene cuatro o cinco compenentes secretos que los hacen reconocibles. El resto, es magia pura. Según Ellena: “La seducción es el arte del engaño, y hacer perfumes es saber seducir.”

Formulas para el éxito
Vaticinar el éxito de un perfume es tan dificil como aventurar la suerte de una película de Hollywood. Nadie sabe lo que quiere la gente, nio por qué iertos perfumes buenos como Champs Elisees o Cést la Vie resultan fracasos comerciales.Lo que se sabe es que no hay manera de lograr un éxito de ventas sin invertir muchísimo en publicidad. La regla general es gastar en un año de publicidad lo que uno piensa ganar en ese año, y dejar que el resto sea ganancia.
Pero hay tendencias que las marca lo que pasa en la sociedad. Asi como en los años ´20 los perfumes se usaban pensando en atraer al amor, y llevaban nombres como Wedding Ring ( Anillo de Bodas) o True Love, los años ´30 proponían a las mujeres caer en el pecado con nombres como Tabac Blond (de Caron) , Lady Nicotine o L´Infidele. El fin de la segunda guerra provocó que se estrenen perfumes festivos como Joy de Patou y Coeur Joeie de Nina Ricci.
Luego la tendencia fue evocar excesos y trasgresión, con perfumes escandalosamente prohibidos como el Opium de Yves de St Laurent lanzado en 1976 ( honrado en un poema de St Laurent), Eau Sauvage de Dior, Magie Noire de Lancôme ( 1978) o Poison ( “Veneno”) de Dior en 1985. Los perfumes de los ´90, en cambio, no buscaban exotismo, sino evocar el hedonismo, el estar bien con uno mismo, buscando una atmósfera propia o un refugio personal, con nombres como Escape, Dune, o Sun Moon Stars, Dolce Vita o One Man Show Los perfumes de antaño eran exclusivamente florales, pero la emancipación femenina se reveló en perfumes más citricos, frescos y con fragancias
para la mujer, antes exclusivamente masculinas, que llegaron en los ´70 en fragancias agresivamente frescas y secas como Charlie de Revlon, directa competidora de Rive Gauche de St Laurent . Paralelamente las mujeres prefirieron fragancias más imponentes, para no pasar desapercibidas, al punto de que en cierto restaurantes de Nueva York se pusieron carteles: “Prohibido entrar usando Opium, Chloè o Poison” , para no afectar el sabor de las comidas.
Llegando al 2000, el tecnicismo futurista hizo nacer a Ultraviolet de Paco Rabanne, Noa de Cacharel y Pi de Givenchy. Y la tendencia a la aromaterapia del nuevo milenio impulsó nombres como Green Tea de Arden, Aromatic Tonic de Lancôme y Energizing Fragrance de Shisheido.
Camino al 2010, la tendencia más firme continúa con los perfumes sibaritas que buscan el placer propio. Los nuevos favoritos ya no huelen a rosas ni jazmines, sino a postres y manjares . El best seller Angel de Thierry Mugler impacta con su aroma a caramelo, chocolate y manteca. El Fantasy de Britney Spears huele a garrapiñada. El First Love es casi chocolate líquido. Y el Sira des Indes- uno de los más exclusivos de Patou- , lleva extracto de banana con vainilla y el nombre de un postre acaramelado de la India hecho con semola, leche y miel: el “seera”. Estas nuevas pociones del deseo, más que incitar a la lujria, incitan a la gula. Sí: están para comérselos.

Los perfumes más famosos: Chanel Nº 5 y Angel
Chanel Nº 5 es, definitivamente, el perfume del siglo. Creado en 1921, sigue estando de moda hasta hoy, en parte por la sobriedad de su frasco estilo Le Corbusier- minimalistamente clasico y lujoso –, y en parte por su moderna fórmula que por primera vez usó aldehídos sintéticos de alta volatilidad en lugar de pesados extractos naturales. Hay mil versiones de cómo nació este clásico, entre las que se rumorea el robo de una fórmula. La que más circula cuenta que Cocó Chanel le había pedido al perfumista Ernest Beaux que hiciera seis perfumes, y Cocó eligió la muestra numero 5, que bautizó asi en honor a su nueva colección, que lanzaba un dia 5 del mes 5.
Ella justificó el uso de aldehidos diciendo “quiero un perfume que se sienta tan hecho a proposito como mis trajes” . Su aroma mostraba más personalidad que belleza inocente. Después de que Marilyn Monroe declaró en 1953 de que para dormir sólo usaba dos gotas de Chanel No. 5, Cocó impulsó el mito declarando “Una mujer debe usar perfume cuando espera ser besada”. Catherine Denueve, Andy Warhol, Grace Nelly, Carole Bouquet y más recientemente Nicole Kidman siguieron sosteniendo la fama de elegancia pura de un perfume inspirado – según su creador – “por el aroma del campo en el círculo polar ártico en verano, donde el sol de medisanoche jamás se esconde y donde los lagos y arroyos exhalan un aroma de extrema frescura”. Beaux afirmó que con Chanel logró el sueño del perfumista “al hacer que una fantasía se convierta en realidad” y las cifras demuestran que fue el más vendido de todos los tiempos .El 60% de las ganancias netas de Chanel venian del N 5 .
Pero este clasico ya es superado en ventas por el ultraexitoso Angel de Thierry Mugler, desde 1993 , el más vendido del mundo. Este diseñador pidió en el brief un perfume que le trajera recuerdos de la infancia, y encargó a Oliver Crep – un nez que trabajaba en aromas para la industria de la alimentación- un cóctel con notas de praliné sintético,efluvios de caramelo , pan especiado y almendras tostadas y endulzadas con chocolate, vainilla cremosa y mezclada con un fondo de pachuli pronunciado que le da carácter. Angel es audazmente denso, rico y oriental y se cuelga a la piel por días, por lo cual es el más admirando por el famoso nez Jean Claude Ellena. Cresp, orgulloso, afirma: “Sé que con Angel marqué una tendencia al gusto del nuevo milenio por los perfumes deliciosos”. Y no es su único acierto: Cresp es también el autor de L´Eau y Jungle para Kenzo , creó Noa para Cacharel, Dune para Dior,XS para Paco Rabanne y al Moschino para hombre .
¿Cómo explica el éxito de Angel? “Tienta y persiste. Pero además, es por el marketing que se ha hecho. Antes de llegar a 3000 puntos de ventas en Francia, el perfume se lanzó solo en 150 sitios el primer año, con una publicidad intensa. Conseguirlo no era fácil, y esto lo convirtió en el objeto del deseo, aparte de que fue el unico perfume Mugler en dos años“. El perfume , como todo buen amante, además de ser bueno, conviene que sea difícil.

Aromas exclusivísimos
Los perfumes son una necesidad cara. Cuando se sabe que se necesitan 15 kilos de pétalos de azahares para hacer una gota de perfume, se entiende el precio que hay que pagar por ellos sea elevado. Pero hay perfumes, que más que exclusivos, son casi prohibitivos. Es el caso de Parfum V1, una fragancia tan cara que se realizan ediciones de solamente 173 botellas. La fragancia fue creada por el perfumista inglés Arthur Burnham y la vende la casa de modas británica Gianni Vive Sulman. Su aroma basado en extractos naturales de jazmines y rosas de Grasse es adecuada para hombres y mujeres por igual. El diseño de la botella con un diamante fue diseñado por el francés por Pierre Dinard. La caja de maderas preciosas y oro está inspirada en el Rolls Royce Phantom V1, e incluye una llave de oro, brillantes y rubies – diseño de joyerías Graff - para limitar la joya al uso exclusivo de su dueño. Cada botella cuesta 89.000 dólares, un lujo que se permiten los miembros de la realeza y los astros del cine y el rock, entre ellos Elizabeth Taylor, Mike Tyson y Michael Jackson . Su autor cuenta: “Fue la propuesta mas difícil que tuve, pero también la que más alegría me dio” Cinco años le llevó alcanzar la fórmula del éxito: una fragancia tan rica y artesanal “ que hubiera podido estar de moda en el antiguo Egipto” Para disfrutar del Parfum V1 , solo hay que encargarlo a hugh.hadland@virgin.net. Vale cada centavo si calculamos que es uno de los últimos perfumes de la historia hechos a base de extractos florales naturales.
Pero hay otra aromática joya británica.
Se trata del perfume más caro del mundo: Clive Christian No. 1, que concentra en cada gota la fragancia de 170 rosas de Grasse, dentro de una base de sándalo, vetiver, rosa, muguet y jazmín que lo hacen irresistible. Usarlo fue desde siempre una muestra de status tal que las pasajeras de primera clase del Titanic llevaban la botella prendida al escote para mostrar su alcurnia.
La botella de 500 ml se hace en ediciones de mil unidades solamente y es de perfecto cristal de Baccarat. Pesa cinco kilos y lleva un diamante en el cuello de oro que imita la corona británica. Cuesta 215.000 dolares cada una. Lo usan Elton John – quien encargó una botella en forma de piano por U$S 250.000- el Sultán de Brunei, y el millionario ruso Roman Abramovich, dueño del club de fútbol Chelsea. También fue el perfume elegido de Katie Holmes para usar en su boda con Tom Cruise, dato de dudoso gusto que menciona el website de Clive Christian. Pero ya sabemos que Hollywood da más prensa que la que puede dar el abolengo y la cultura no alcanzan. De todos modos, la empresa Clive Chsritian se ha dedicado a decorara casa de millonarios y a auspiciar partidos de polo.
Dado que desde 1872 es el perfume de la Reina Victoria de Inglaterra, en 2002 la empresa hizo un lanzamiento conmemorando el jubileo numero 50 de Su Majestad. El perfume Clive Christian No.1 en botella Imperial Majesty bottle se lanzó en 2005 en una edición de diez botellas valuadas en 195.000 euros y presentadas en Harrods ante Mohammed Al Fayed. La edición se agotó: solo queda una botella en la Roja Dove Haute Parfumerie de Harrod´s. No hay que viajar para compralo: se consigue a pedido en www.clive.com. Tambien se venden fracos de 30 ml a sólo 1.950 euros, y un conjunto de fragancias de viaje de 10 ml que solo cuestan accesibles 250 euros. No es demasiado dinero para oler como la reina de Inglaterra. Los que aman el perfumen entienden a Estee Lauder cuando afirma : “ Los perfumes son como el amor: nunca tienes demasiado”.

Lo más exclusivo: perfumes personalizados
Asi como en 1828, en la rue de Rivoli, Guerlain creaba perfumes a pedido confeccionados individualmente para cada una de sus clientas -, entre ellas ,la esposa de Napoleón III- hoy la maison Patou, de la mano de su nez Jean-Michel Duriez , hace perfumes personales para cada cliente.“ Mi arte es el de hacer soñar con algo invisible , una emoción que no se puede sentir mas que con la nariz y que por su invisibilidad se hace mas misteriosa y mágica..”, dice Duriez, “ y además, encontrar el perfume exacto para cada piel”. El precio de 55.000 euros el litro de parfum couture no es excesivo si calculamos que se trata de una fórmula secreta personal y única. El precio incluye un recorrido de un día por Paris en limousina captando aromas junto a Duriez para que el nez descubra a tu lado que aromas te atraen más. Fórmula que luego se realiza en el Parfum Bar color salmón de la casa Patou, entre esencias deliciosas y espigadas copas de champagne brut que estimulan los sentidos.

El arte del envase
Las botellas de perfume siempre fueron pequeñas esculturas o verdaderas obras de arte. François Coty vendió su colonia del celebre Chypre en botellas diseñadas por Lalique, mientras que Diorisssimo de Christian Dior salió en 1956 en un ánfora de cristal de Baccarat. Casi todas las grandes fábricas de porcelanas y cristales tienen en su haber varios frascos de perfume que son joyitas que merece lucirse a la vista. Elsa Schiaparelli lanzó luego de la Segunda Guerra el perfume Le Roy Soleil, en un vistoso fraso diseñado por su amigo Salvador Dalí que hoy es una pieza para coleccionistas.
( Publicado en revista BeGlam, 2007)

No hay comentarios: